«El flamenco sevillano, los cantes y sus partidas de nacimiento» es el tema del curso que el crítico Manuel Bohórquez ofrecerá en Lab Sevilla a partir del próximo mes de noviembre. El primer curso sobre la Historia del Flamenco del siglo XIX en Sevilla repasará a lo largo de cinco calurosas sesiones la evolución del género en esta ciudad y sus intérpretes más destacados. La primera cita tendrá lugar el martes 5 de noviembre.

Flamenco, cante, toque, baile, palos, historia, investigación, conocimiento… Cultura del sur de España. Flamenco a manos llenas. «Cursos como el presente, pese a versar sobre semejante Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, escasean en una tierra que vio nacer el género durante el siglo XVIII fruto de mezcolanzas sonoras entre oriundos, gitanos, moriscos, judíos y las madres que los parieron a todos», explican los organizadores en su página web, donde también se puede comprar el curso.

El curso va dirigido a aficionados al flamenco, ya sean iniciados o no en su comprensión, que deseen conocer algo más sobre este arte y su pasado reciente en la capital andaluza. El precio del curso completo asciende a 100 euros.

En plena calle Peral -sede de Lab-, a las puertas de la Alameda de Hércules, el flamencólogo galardonado con el Premio Nacional de Crítica e Investigación desvelará la importancia que tuvo para este arte artistas de la talla como Frasco el Colorao, el Fillo, el Planeta, los Cagancho, el Ollero, los Pelaos… se profundizará en zonas como Triana, la Alameda de Hércules, el barrio de la Feria, laPuerta Osario, y la Macarena. Además de acompañarse de cantaores que «ayudará a tomar conciencia del camino recorrido. De cómo hemos llegado a nuestros días. Los que marcaron el compás», detallan los organizadores.

El primer Curso sobre la Historia del siglo XIX en Sevilla consta de cinco sesiones de tres horas. Las primeras descubrirán sorprendentes métodos de investigación para hurgar en la llaga, nunca mejor dicho. En pantalla, fotos, documentos y archivos históricos. Historia viva del arte sevillano y andaluz. El ponente se detendrá en los arrabales de Triana y la Alameda de Hércules. «Estremece conocer el talento artístico que brotó de tales calles como brotan los claveles de las lágrimas», agregan los convocantes. Sonará una guitarra flamenquísima, y no precisamente desde el iTunes, para recordar aquellos quejíos. Y, como colofón, el propio Bohórquez oficiará de lustroso guía turístico a través de sendos paseos por esos barrios señeros. «Cinco tardes cinco para acicalarse con peines de azúcar», cierran.