«La lluvia en Sevilla es una maravilla». Esta típica frase ha cobrado su sentido este sábado en el Puente de Triana, cuando mil cámaras de fotos se afanaban por captar el ocaso bajo un cielo plomizo de la ciudad. La Delegación de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos ha organizado Photoquivir, el mayor encuentro de fotógrafos de Europa, que han disfrutado de perspectivas únicas de Sevilla, a las puertas del verano, con la lluvia y el sol colándose entre las nubes.

Procedentes de 25 provincias españolas y algunos desde el extranjero, han abarrotado el Palacio de Exposiciones y Congresos para las cuatro conferencias de reputados fotógrafos de ámbito nacional. Rebeca Saray, Joaquín Márquez, Mario Rubio y José Miguel Puech ofrecieron masters class de cuatro horas de duración total.

Tras esto, los mil inscritos, ataviados con chalecos de fotógrafo cedidos por Canon, y no inscritos que se han querido sumar, acudieron al Puente de Triana para tomar imágenes de un desfile de moda, y de las impresionantes vistas que ofrece de la ciudad.

También, el monumento de Eduardo Chillida ha protagonizado un momento de fotografía libre y en la Plaza de San Francisco, un espectáculo ecuestre con las actuaciones de Jaime de la Puerta y José Miguel Salguero.

El delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos del Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha calificado como «un éxito» esta iniciativa, ya que «había más de 1.000 inscritos procedentes de 25 provincias españolas y algunos extranjeros, que han llenado el Puente de Triana para el espectáculo». Se trata del «único espectáculo que combina las ponencias junto con captar imágenes de los espacios de Sevilla, que ha convertido a nuestra ciudad hoy en la capital de la fotografía».

Respecto a la lluvia, pese a parecer un inconveniente de última hora, ha hecho que «los fotógrafos puedan captar el juego de luces y los reflejos en el agua del río», ha indicado Beltrán Pérez.