La cadena de librerías Beta ha anunciado que desalojará el antiguo teatro Imperial, sede de su negocio en la calle Sierpes, cuando finalicen las obras de lo que será su nueva tienda, también situada en la misma calle, en el edificio Burberrys. En su nueva andadura, los libreros han anunciado que incluirán cafeterías dando forma a un nuevo concepto al que han denominado «Beta Book Café».

«Es un traslado, para nada cerramos la librería de Sierpes, haremos una migración paulatina y no traumática hacia un edificio con mejores infraestructuras, más moderno, con mas metros, 750 metros cuadrados comerciales; es un edificio singular y completo que reúne mejores condiciones para la dinamización cultural para cafetería y para el foro Beta», han agregado fuentes de la cadena de librerías. Sierpes Imperial «estará abierta mientras que en paralelo hagamos las obras en el otro edificio de Sierpes, y cuanto acabemos, entonces dejaremos Imperial», afirman.

Fuentes del grupo han indicado que la implantación de esa nueva concepción de negocio ha motivado la decisión de trasladar el establecimiento de la calle Sierpes del antiguo teatro Imperial -propiedad de la familia Artacho- a otro local de varias plantas en la misma calle Sierpes.

En el espacio del teatro Imperial, que tenían en alquiler hasta 20126, «no había espacio para instalar una cafetería», por lo que han decidido mudarse e instalarse nuevo emplazamiento en la misma calle Sierpes, un edifico con tres plantas más el sótano de almacén que estará ocupado totalmente por Beta.

«Hemos podido comprobar durante estos dos años, con los eventos organizados, que la ciudadanía ha respondido bien a estos eventos, que han sido dinamizadores culturales de la ciudad», explican fuentes de la librería. «La filosofía es seguir potenciando el contacto con nuestros lectores y tenemos que ir a más en el calendario cultural», tras lo que las fuentes reconocen tendencias de consumo como el aumento de libro electrónico, donde «el único punto débil detectado es la deshumanización en la compra del libro físico», agregan.

En ese sentido, para aprovechar esa desventaja del libro electrónico, Beta pretende reformular el concepto de algunas de sus librerías físicas para que se conviertan en «puntos de encuentro cara a cara», lo que les ha llevado a decidir para 2014 la implantación del concepto «Beta Book Café» en algunas de sus librerías en Sevilla, como las de Viapol o la nueva de calle Sierpes, y que incluirá la instalación de cafeterías en las librerías, una adaptación que estará operativa en primavera.