¿Se imaginan concentrar 12.000 fotografías en apenas cuatro minutos? La Catedral, las «Setas» de La Encarnación, la plaza de España, los puentes, la calle Sierpes… y hasta el Guadalquivir. Todo cabe en «Sevilla in Motion», un proyecto audiovisual de dos recién licenciados de la Facultad de Comunicación que, tras tres meses de trabajo, han retratado la ciudad utilizando la técnica timelapse, un movimiento en expansión gracias a Internet.

Los responsables de este vídeo son el sevillano José Font y el cordobés Moisés Rejano, ambos amantes de la fotografía, que se conocieron en 2010, cuando ambos cursaban el segundo curso de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Sevilla. «Compartimos idénticas pasiones desde muy pronto y ya en ese momento empezamos a planear lo que acabó siendo ‘Sevilla in Motion’», explica José. «Además, en 2012 nos unimos a otros dos compañeros para formar FILMO, nuestra productora audiovisual independiente, lo que nos dio un empujón importante para empezar con la producción del proyecto», añade.

FilmoApenas una cámara de fotografías tipo réflex, un ordenador y mucha imaginación han bastado para retratar la ciudad de esta inusual forma. «Hemos necesitado mucho tiempo y sobre todo imaginación, lo que sin duda hizo más divertida la tarea, y satisfactorio el resultado», confiesa Moisés.

«Siendo el escenario una ciudad como Sevilla, había veces en las que era muy difícil decidir qué incluir y que no. Al principio elaboramos una exhaustiva lista de los lugares que considerábamos imprescincibles y la íbamos siguiendo, pero pronto nos dimos cuenta de que siempre nos salíamos del guión y nos llevábamos a casa planos improvisados que eran incluso mejores», detalla el cordobés.

«Sevilla ha sido a lo largo de su historia una mezcla apasionante de culturas, a lo que ahora se empieza a sumar una creciente arquitectura moderna, que destaca y se integra de distintas maneras en la ciudad. A veces polémico, pero creemos que es un contraste apasionante», añade José.

FilmoLas tantas caras que ofrece Sevilla han dado para 20.000 imágenes, unas 10.000 cada uno, de las que se quedaron 12.000 en el montaje final. De momento, a escasos días de su difusión en Internet, aprovechando los canales de Vimeo y Youtube, ya suman más de 15.000 reproducciones. «Además de proyecciones con charlas y coloquios como la del CICUS y otras privadas, actualmente estamos difundiéndolo por varios festivales nacionales e internacionales, sobre los que sabremos nuevas noticias dentro de unos meses», afirma José.

«Como fotógrafos, nos sentimos muy atraídos por las técnicas timelapse e hyperlapse (con movimiento) cuando estas comenzaron a expandirse por Internet, por lo que quisimos aprovechar que nadie lo había hecho antes y exprimir las dos caras visuales que la ciudad tiene: la histórica y la moderna», explica José.

«Se trata de hacer fotos periódicamente (para haceros una idea, nosotros lo hacíamos alrededor de cada 15 segundos) de una misma escena. Después, poniendo un mínimo de 24 por segundo se obtiene como resultado el efecto de animación deseado, y un efecto de ‘cámara rápida’ muy espectacular», detalla Moisés. «Una de las diferencias con un vídeo ‘normal’ a cámara rápida es que se pueden aprovechar las ventajas técnico-artísticas de la fotografía», añade.

De esta forma, José y Moisés han captado amaneceres y atardeceres, el frenético ritmo de la ciudad y unos monumentos que bailan con la luz. Y solo con 12.000 fotografías.