Son mujeres y rinden homenaje a mujeres. Y experimentan, investigan, arriesgan, convencen… La orquesta de cámara de mujeres Almaclara-Inés Rosales se encierra en noviembre en el teatro Sala Cero para poner en pie la primera edición del Festival de Música «Avanzadoras», una cita en la que la música clásica se fusionará con el flamenco bajo la atenta mirada de la directora Beatriz González Calderón, alma mater del proyecto.

Sevilla tiene una cita con la música todos los martes de noviembre en la Sala Cero, situada en la céntrica calle Sol. Dieciséis mujeres componen la orquesta de cámara de mujeres Almaclara-Inés Rosales, protagonista de un ciclo que nace con la intención de «quitar etiquetas y salir de estereotipos», explica Beatriz González Calderón, directora de la orquesta e ideóloga del programa.

«Todas tenemos menos de 30 años y somos medio normales», justifica González Calderón, al intentar desligar la música clásica de una equivocada visión de erudición que percibe la música clásica como «la hermana pequeña de la cultura, que hace acercarse a ella como con miedo». «La música es cuestión de sentirla, más allá de etiquetas», justifica la directora.

Definido el germen del proyecto, la primera edición del Festival de Música «Avanzadoras» se concreta en cuatro actuaciones que abarcan desde composiciones de Wagner o Verdi utilizadas en renombradas películas a fusiones entre Bach, Mozart y el flamenco, que llegará de la mano de Leonor Leal y Rocío Márquez, o una actuación de la pianista Rosa Torres-Pardo, con la que se cierra el ciclo.

«¿Cómo se llama a aquellas personas que avanzan? Por eso me inventé eso de ‘avanzadoras’, una palabra que no existe en el diccionario pero que transmitía mi idea a seguir, avanzar…», detalla González Calderón, que además de dirigir, toca el violonchelo. «Es un programa que parte de la música clásica pero que va más allá», añade.

Flamenco y clásica se fusionará por duplicado en «Avanzadoras». En uno de los espectáculos, la bailaora Leonor Leal, destacada figura de la pasada Bienal de Flamenco, coreografiará las Suites para violonchelo solo número I y III de Bach, interpretadas por González Calderón, en «A solas con Bach». Una semana después, será Mozart el que acompañará al flamenco de la cantaora Rocío Márquez, y viceversa. Una de las triunfadoras de la Bienal añadirá su voz a la transcripción que Lichtenthal realizó del Réquiem de Mozart, descubierto en 2007 e interpretado por primera vez en España por la orquesta Almaclara. La mezcla, el martes 18 de noviembre.

«El flamenco es un de los estilos musicales que más consiguen emocionar y, además, de forma más directa», señala la directora. «¿Por qué no introducir flamenco, si soy de Cádiz?», cuestiona González Calderón. «Soy de aquí y no quiero perder esa raíz», añade. «Va a sorprender porque funcionan muy bien», detalla la violonchelista.

El espectáculo de Bach (martes, 11 de noviembre), de concepción minimalista, exige altas dosis de concentración. «No hay imágenes, no hay percusión, no hay compás de palmas… requiere una gran preparación», afirma la bailaora Leonor Leal. «De este tipo de retos, la que más me enriquezco soy yo, tanto física como estéticamente», añade. Además, «la música clásica y barroca está mucho más cerca del flamenco de lo que nos creemos», defiende. «También hay mucho prejuicio entre los flamencos», destaca.

Y por si fuese poco -que no lo es-, la pianista Rosa Torres-Pardo, una de las concertistas de piano más reconocidas internacionalmente, actuará junto con la orquesta Almaclara-Inés Rosales el martes 25 de noviembre. El público sevillano podrá disfrutar de los Conciertos de Antonio Soler, uno de los acontecimientos pianísticos del año.

Los precios, asequibles. Doce euros por entrada y abonos para los cuatro días por 40 euros. Todo a la venta en la Sala Cero y en Fnac Sevilla.