La delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella, ha asegurado que «con el PSOE había más renuncias en las escuelas deportivas que con el Gobierno de Zoido», respondiendo así a las manifestaciones realizadas por el concejal del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Moriña.

En este sentido, Sánchez Estrella ha explicado que «este año hemos incluido a los centros educativos en las escuelas deportivas como realiza la Junta Andalucía y resulta curioso que critiquen algo que realizan ellos mismos, y este año se han producido renuncias en escuelas deportivas, tal y como viene sucediendo en los últimos años, eso sí, por ejemplo bajo la gestión del anterior equipo de gobierno en el 2010 renunciaron 35 escuelas deportivas y este año han sido diez menos, es decir; 25 las que han renunciado».

Así, la delegada de Deportes ha destacado que «además este año hemos tenido más niños realizando deportes como gimnasia acrobática o artística, con el único objetivo de ofrecer más variedad de deportes para la iniciación a la práctica deportiva».

Asimismo, Sánchez Estrella ha señalado que «en las subvenciones destinadas a escuelas de iniciación deportiva hemos incrementado la ayuda por Escuela de Iniciación deportiva de 1.200 a 1.800 euros dentro de un presupuesto de 459.000 euros y así todos los distritos de la ciudad tienen escuelas deportivas.

De igual modo, la delegada de Deportes ha detallado que «en el presupuesto de 2013 el IMD destina más de seis millones de euros para el fomento del deporte base. Con ello además estamos organizando y ordenando el desastre en el que habían convertido el anterior Gobierno la gestión del deporte en la ciudad. El cambio de modelo en el IMD actual se puede comprobar en nuestra maratón, en la que antes el coste rozaba los 700.000 euros para 4.000 corredores y ahora tenemos un presupuesto de 232.000 para 7.150 atletas y 1.200 extranjeros que visitaran la ciudad durante varios días gracias al deporte. Esa es la diferencia de gestión».

Por último, Sánchez Estrella ha lamentado que «el PSOE e IU no asuman que existe otro modelo distinto al que utilizaron en el IMD durante ocho años y que dejo en las arcas municipales un agujero importante de deudas y un modelo marcado por el amiguismo, la falta de objetividad y transparencia en los convenios y la falta de responsabilidad con el dinero público».