La delegada de Cultura, Educación, Juventud y Deportes, María del Mar Sánchez Estrella ha negado hoy que se haya producido algún acuerdo con la junta rectora de C.D. La Ranilla, y ha pedido al portavoz de Izquierda Unida, Rodrigo Torrijos, «que en lugar de exigir tanto condene la agresión al director del parque Amate por parte de un representante de su formación política, que todavía no lo ha hecho».

En este sentido, Sánchez  Estrella ha recordado que «ni ha habido acuerdo ni puede haberlo porque se trata de un concurso público»; y ha añadido que «lo único que se ha vuelto a hacer, por petición de la junta rectora, es informarles nuevamente de las condiciones para presentarse al concurso».

Así, la delegada de Deportes ha respondido a Torrijos señalando que «la prueba de que el Gobierno dialoga y escucha a los ciudadanos es que tan solo horas después de sufrir una agresión física el Gobierno se reunió con ellos»; y ha resaltado que «IU está acostumbrada a convenios a dedo y a entregar instalaciones públicas a clubes y entidades afines, pero esto ya se ha acabado y ahora hay concursos públicos con igualdad de oportunidades».

Asimismo, Sánchez Estrella ha aclarado a Torrijos que «el modelo de juntas rectoras se va a modificar, pero es absolutamente falso que se vayan a privatizar las Instalaciones»; y ha recordado que «los antiguos gestores del IMD, que despilfarraron 3,5 millones de euros de los sevillanos, nunca cumplieron con su obligación de regularizar la situación de las juntas rectoras y nunca controlaron lo que sucedía con los gastos e ingresos de las instalaciones municipales, ya que estaban ocupados engordando presupuestos, entregando convenios a dedos a sus amigos y generando los mayores escándalos  en el IMD».

Por último, Sánchez Estrella ha afirmado que «llevamos dos años asumiendo la responsabilidad como administración pública, algo que no sucedía en el pasado, y vamos a regularizar la situación de las juntas rectoras a través de concesiones administrativas de libre concurrencia»; y ha añadido que «la intención es caminar junto a los clubes y entidades serias para gestionar las instalaciones municipales dentro de un marco legal y dentro de un concurso público donde todo el mundo se pueda presentar».