El concejal del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Sevilla Alberto Moriña advierte en un comunicado del efecto que está teniendo sobre el programa de las escuelas deportivas municipales el nuevo modelo de gestión desarrollado por la actual dirección del Instituto Municipal de Deportes (IMD). Y es que, según Moriña, numerosas entidades deportivas han quedado fuera de las actividades y el precio de las mismas ha subido.

Desde el pasado mes de diciembre, según Moriña, se ha registrado una veintena de renuncias a escuelas deportivas debido a la falta de alumnos o a los problemas para hacer frente a los requisitos marcados desde el Gobierno del PP. Alberto Moriña ya expresó en el último consejo del IMD su preocupación por el aumento de las renuncias sin que el Ejecutivo del PP ofreciera una respuesta o una solución a este problema.

«Se está demostrando que el modelo de gestión impulsado desde el IMD, que ha supuesto un duro golpe al deporte base de la ciudad que ha quedado prácticamente excluido de estos programas, ha alejado de la práctica deportiva a centenares de familias. Cada consejo del IMD se registran nuevas renuncias a los proyectos por falta de alumnos que puedan hacer frente a los servicios o por problemas en la gestión derivados de las exigencias del Gobierno del PP», explica el concejal, quien reclama a la dirección del Instituto de Deportes que «recapacite» y que en la próxima convocatoria de escuelas deportivas vuelva a dar prioridad en este programa al deporte base y a facilitar su ejecución por parte de las entidades deportivas.

Así, en el último consejo de administración se registró la renuncia una entidad deportiva que había tenido que formalizar su solicitud como vinculada a un colegio a dos escuelas deportivas y de un colegio a tres proyectos que tenía asignados. En ambos casos, «el problema fue la falta de inscripciones, un hecho especialmente significativo si se tiene en cuenta que el precio en algunos de estos cursos se había situado en 120 euros cuando antes no superaba los 25 euros».

Asimismo, y siempre según Moriña, el pasado 17 de enero, fue un Ampa la que renunció a un programa de escuelas deportivas por falta de alumnos, con tarifas de entre 50 y 75 euros, así como dos entidades cuyos «problemas organizativos» le llevaron a renunciar las subvenciones en este caso a subvenciones por actividades deportivas que se realizan en los distritos.

Ya en el mes de diciembre, en el consejo del día 21, el consejo del IMD tomó conocimiento de una quincena de renuncias a escuelas deportivas por parte de colegios y entidades deportivas que habían presentado proyectos vinculados a Ampas o centros educativos «para poder encajar en las condiciones exigidas por parte del Gobierno del PP, entre ellas entidades dedicadas al deporte adaptado para discapacitados». Los motivos de estas renuncias fueron principalmente la falta de alumnos y los problemas para cumplir los requisitos en cuanto a los monitores que desarrollan la actividad.

«Esperemos que en la nueva convocatoria de escuelas deportivas municipales se corrijan los errores y se vuelva a dar protagonismo al deporte base. Como ya advertimos este modelo está siendo un duro golpe al deporte en la ciudad que está perjudicando a cientos de familias, aunque habrá que analizar el efecto que tendrá el recorte incluido en los presupuestos de 2013 a las subvenciones para las entidades deportivas que se conceden desde el IMD», concluye el concejal del Grupo socialista.