El concejal del Grupo Socialista Alberto Moriña ha denunciado hoy las «mentiras y falsedades» que se han intentado trasladar desde el gobierno de Zoido a los usuarios del C.D. Fundición ante la privatización de las instalaciones deportivas. Así, tras comprobar las condiciones ofertadas por la empresa adjudicataria, que fueron remitidas ayer después de dos semanas, el Grupo Socialista estima que se pueden producir subidas de más del 200% en algunos servicios que se ofrecen en el centro. «Es una instalación construida con fondos públicos, con una inversión de seis millones de euros, que era rentable y que funcionaba correctamente. Ahora, se ha regalado a una empresa privada por una decisión política y eso va a tener una repercusión inmediata sobre los usuarios», apuntó el concejal socialista.

Así, según se recoge en la propuesta de la empresa adjudicataria, la tarifa del abono pasa de los 30 euros que tiene establecidos el IMD para los centros de gestión directa a 39 euros, una cifra a la que hay que añadir, según consta en los propios informes, un 21% de IVA que antes no se aplicaba al ser un centro público. El resultado es una cuota de 47 euros, el doble que antes. El incremento, según los cálculos del Grupo Socialista basados en los informes del IMD, es incluso superior en los cursos de natación, «una de las actividades con más demanda» del C.D.Fundición. Así un curso de dos sesiones semanales para bebés pasa de costar 20,25 euros a 54,25, una subida de un 168%; en el caso de las sesiones infantiles pasará de costar 13,5 a 42,35, una subida del 213%, y para los adultos la subida será de 20 a 50,82 euros. «El gobierno de Zoido optó por priorizar otras cuestiones y finalmente la oferta de la empresa adjudicaria es la que ofertaba unos precios más altos para estos cursos de las que se presentaron al concurso», puntualizó Alberto Moriña.

«Pero lo peor es el recorte en las prestaciones sociales. Porque tal y como señaló la delegada de Deportes en la Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo, se pasa del concepto de usuarios al de clientes, y se pasa de una rentabilidad social a una rentabilidad económica», explicó Alberto Moriña, quien detalló que en el C.D. Fundición desaparecen las exenciones en vigor para las personas desempleadas sin recursos; y se reducen las bonificaciones para los mayores de 65 años y para los discapacitados que pasan de contar con un 50% a tener entre un 20 y un 30%. «Esto va a suponer subidas de más del 150%. Una persona de más de 65 años, por ejemplo, pasará de pagar 15 euros a 37,75», detalló el concejal socialista.

Alberto Moriña, además, incidió en la situación de «ilegalidad» del aparcamiento del C.D. Fundición que se convierte en un aparcamiento rotatorio pese a la prohibición expresa del PGOU. «No sirve la excusa de que es un aparcamiento ya construido. Su uso era para residentes, no rotatorio. El PGOU es claro en eso: los aparcamientos rotatorios existentes están fuera de ordenación y deben suprimirse progresivamente y no se pueden habilitar nuevos equipamientos de estas características en el interior del Centro. El pliego de condiciones vulneraba la normativa, y la oferta aceptada también», apuntó el concejal socialista, quien avanzó que el Grupo Socialista sigue estudiando nuevas medidas ante esta «situación ilegal».

«Pedimos al gobierno de Zoido que paralice esta privatización y sobre todo que no continúe con sus planes de hacer lo mismo en el centro deportivo de Los Mares, en Pino Montano, y en el de San Jerónimo. Y le pedimos que diga la verdad, que explique realmente a los ciudadanos cuáles son las consecuencias de estas privatizaciones. Y que deje de escudarse en el desprecio a las denuncias de la oposición, en la herencia recibida o en que otros gobiernos hicieron lo mismo, porque además es falso. No se ha privatizado en los mandatos anteriores ninguna instalación deportiva construida con fondos públicos y que estuviera en perfecto funcionamiento», concluyó Alberto Moriña.