El portavoz del Grupo Socialista, Juan Espadas, ha visitado esta semana las instalaciones del club Piragüismo OrientaciónSur que ya ha recibido la notificación de desalojo por parte del gobierno de Zoido sin que aún tengan una «solución adecuada y definitiva» para poder mantener la actividad. Junto a este club, con 70 socios, están afectados por estas órdenes de desalojo del Marqués de Contadero, el club Sevillano de Piragüismo, con 200 socios y el club Triana, con más de un centenar de abonados.

«Pese a que se ha solicitado en Pleno y pese a que han sido constantes las peticiones de la oposición y de los propios clubes, el gobierno de Zoido ha incumplido sus compromisos y continúa sin dar respuestas y soluciones a estas entidades», explicó el portavoz socialista.

El portavoz socialista criticó los anuncios realizados en las últimas semanas por parte del gobierno de Zoido ya que cuestionó que la propuesta de traslado provisional al Centro de Alto Rendimiento (CEAR) ubicado en la Cartuja reúna las condiciones adecuadas para el mantenimiento de la actividad de los tres clubes de piragüismo como ya han denunciado las propias entidades deportivas.

Asimismo, Juan Espadas instó a Zoido a aclarar si realmente se está trabajando en una solución definitiva para el traslado a través de un proyecto de ampliación del espacio deportivo de las instalaciones de Lipasam en el río. «El gobierno de Zoido debe aclarar a las entidades y a sus socios si realmente está trabajando en la reforma del Club Lipasam para ampliar las instalaciones y dar cabida a estos tres clubes o si este plan está bloqueado por la modificación del PGOU y por el proyecto de construcción de un nuevo puente para el tráfico rodado entre Plaza de Armas y la Isla de la Cartuja», advirtió el portavoz del Grupo Municipal Socialista.

«Los clubes no se niegan a cambiar de ubicación debido al proyecto de construcción de un centro turístico en el Marqués de Contadero pero requieren unas instalaciones que reúnan unas condiciones mínimas, así como un planteamiento a medio y largo plazo.

El gobierno de Zoido no sólo no está dando soluciones, sino que además ha iniciado ya las notificaciones de desalojo inminente sin haber llegado previamente a un acuerdo con las entidades deportivas. Es un nuevo golpe al deporte base de la ciudad y otro ejemplo de una falta de previsión y planificación», concluyó el portavoz socialista.