El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos, ha exigido este miércoles al Gobierno local del PP que se implique en la búsqueda de una «alternativa digna» para los clubes de piragüismo a los que «quiere expulsar» de sus actuales instalaciones, ubicadas en los bajos del Paseo Marqués de Contadero, para iniciar las obras del proyectado Centro de Atención Integral del Visitante.

Torrijos ha realizado este llamamiento, después de reunirse con los representantes de los clubes de piragüismo perjudicados por este desalojo (Sevillano, Orientación Sur y Triana), que el Consistorio ha fijado para el próximo mes de septiembre «sin negociación de ningún tipo» con los afectados.

Según ha indicado el portavoz de IU, «estos colectivos se encuentran muy preocupados por su futuro» dada la incertidumbre y la falta de información municipal que existe sobre este asunto. Así las cosas, Torrijos ha reclamado al Gobierno de Zoido que concrete de una vez sus planes al respecto y que aclare también si es cierto que pretende amontonar, a través de carpas, a todos los clubes en una parcela anexa al Centro Especializado de Alto Rendimiento de la Cartuja (CEAR).

«Nos parece lamentable la negativa del IMD a sentarse con estas entidades para consensuar un realojo digno», ha abundado el concejal de la federación de izquierdas, quien considera que la única opción ofrecida por el Gobierno local, además de ser «provisional», no reúne las condiciones adecuadas para facilitar el ejercicio de este deporte «en unas circunstancias mínimamente decentes».

«Visto lo visto, da la impresión que el PP se ha marcado el objetivo de hacer desaparecer a estos clubes», ha apuntado Torrijos, después de subrayar la encomiable y altruista labor que estos desarrollan «acercando cada año a miles de sevillanos a las actividades en el río Guadalquivir y posibilitando la práctica del piragüismo a cualquier persona sin distinción de edad ni de clase social».

En este sentido, Torrijos ha criticado este «nuevo ataque» del Gobierno de Zoido al deporte de base, que ha enmarcado dentro de su «estrategia privatizadora» y de su obsesión por suplantar un modelo de gestión que priorizaba la participación ciudadana, la educación en valores y la cohesión social por otro que sólo prima el negocio y criterios de rentabilidad económica.

«Le pido al alcalde que escuche las propuestas de estos clubes porque se puede compatibilizar perfectamente la actuación prevista en Marqués de Contadero con el establecimiento de un lugar digno para estos deportistas, sin necesidad de arrinconarlos junto al CEAR», ha afirmado Torrijos.

Finalmente, el portavoz de Izquierda Unida ha mostrado su apoyo y ha confirmado su presencia en la marcha reivindicativa de piraguas y embarcaciones que estos clubes han convocado mañana jueves a partir de las 20,30 horas por el río Guadalquivir para protestar contra el cierre de sus instalaciones y la privatización de este deporte.