El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha reclamado este jueves al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que «escuche por una vez a la ciudadanía» y paralice las privatizaciones emprendidas por su gobierno en las instalaciones municipales deportivas, a tenor de los recelos y de la oposición que esta medida está despertando en gran parte de la población hispalense.

Torrijos ha criticado que, a pesar del rechazo social y vecinal que suscita, el PP se empeñe en seguir aplicando su hoja de ruta y mañana viernes, sin ir más lejos, prevea aprobar en el consejo del IMD el procedimiento para sacar a concesión administrativa la gestión de los centros deportivos Sevilla 3.000, en el Polígono Sur, y Bermejales I y II, en el Distrito Bellavista-La Palmera. «Dadas las circunstancias, pensamos que lo más prudente y razonable sería que esos puntos se retiraran del orden del día del consejo», ha precisado Torrijos, quien, no obstante, ha avanzado que, «si nuestra petición no se tiene en cuenta por parte del PP, votaremos en contra de estas nuevas privatizaciones».

Asimismo, el portavoz municipal de IU ha exigido al Gobierno de Zoido que aclare las informaciones aparecidas este jueves sobre un posible acuerdo alcanzado entre el IMD y la junta rectora del CD La Ranilla, en virtud del cual las entidades deportivas de este órgano colegiado podrían continuar gestionando dicha instalación, asumiendo tan sólo una parte de los gastos, en concreto los pagos correspondientes al canon y a los suministros de electricidad y agua.

Y es que, en opinión de Torrijos, resulta «muy extraño» que desde el IMD no se desmienta el acuerdo anunciado por la junta rectora de este centro y, al mismo tiempo, se afirme que el concurso negociado sin publicidad destinado a la adjudicación de la instalación no se detiene y que los pliegos del mismo son susceptibles de adaptación. «Todo esto es muy raro y mucho nos tememos que se esté intentando engañar a las entidades deportivas, con falsas promesas, para evitar que sigan movilizándose» ha avisado. Por eso, ha instado al alcalde a dar cuanto antes las «pertinentes explicaciones» al respecto.

Por lo demás, Torrijos ha asegurado que su fuerza política no dejará de reivindicar, en la calle y en las instituciones, tanto la paralización de las privatizaciones promovidas por el PP en las instalaciones deportivas municipales como la apertura de un proceso de diálogo con las juntas rectoras encaminado a garantizar que las entidades y clubes de base sin ánimo de lucro continúen gestionando estos centros.

 

“Si hay irregularidades en la configuración de alguna junta rectora, como pregona el PP, que se corrijan, pero que no se utilicen como excusa para sustituir un modelo deportivo que favorecía la participación social y la cohesión territorial por otro basado en el negocio y la rentabilidad”, ha concluido Torrijos.