El Ayuntamiento de Sevilla ha finalizado las obras de sustitución y saneamiento de las redes de abastecimiento del entorno de Santa Marina, concretamente una actuación que se ha desarrollado en las calles Padre Manjón y Santa Marina. Las obras han contado con la coordinación entre Emasesa y la Gerencia de Urbanismo y han supuesto una inversión de 272.500 euros.

El objetivo de estos trabajos ha sido «renovar las redes de abastecimiento y saneamiento de esta zona del Distrito Casco Antiguo, dado el mal estado en que se encontraban, así como la totalidad de las acometidas domiciliarias».

Al mismo tiempo, siguiendo los criterios establecidos por la Gerencia de Urbanismo en cuanto a ámbitos de actuación y tipologías del pavimento empleado, se han aprovechado estas obras para «mejorar la accesibilidad en la calle Santa Marina, en la zona contigua a esta vía de la calle Bordador Rodríguez Ojeda y en la calle Padre Manjón», así como en el entorno de la iglesia.