Cerámica para discapacitados, encaje de bolillos, bordados y flecos de mantón, corte y confección, fotografía digital, pintura al óleo, técnicas de pintura, vidriera emplomadas y vitrofusión cerámica… La lista de talleres impartidos en el Casco Antiguo llega hasta los 80. Estos días exponen sus obras en el Centro Cívico Las Sirenas y en la nave Singer de la calle Lumbreras.

La delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, ha visitado el resultado de estos talleres en la muestra que se puede visitar en el edificio público de la Alameda de Hércules. Los objetos expuestos son los que han realizado los alumnos a lo largo de todo el curso. Ellos mismos han establecido turnos para estar presentes allí y explicar los trabajos a los visitantes.

Amidea Navarro visita la exposición del taller de carpinteríaDe esta forma, la delegada ha podido intercambiar opiniones y experiencias con varios alumnos. Como por ejemplo, con Isabel, una de las participantes en el taller de manualidades. Navarro pudo apreciar trabajos que van desde cuadros a fotografías pasando por encajes de bolillos o cerámicas. Una muestra que para muchos tiene un sabor agridulce.

«Qué vamos a hacer hasta que empiecen los talleres del año que viene?», se pregunta Isabel, una de las participantes del taller de anualidades. «El ratito que echamos es muy bueno y estamos deseando de que llegue el día de las clases», afirma. «Además hemos hecho un grupo muy bueno y solemos quedar para hacer comidas en navidad, en la feria o en la clausura del taller», explica.

«Está muy bien porque aprendes las técnicas básicas y después amplías siempre sujeta a tus preferencias, no hay un temario marcado que imponga lo que debe hacer cada alumno», detalla Maite, una de las alumnas del taller de cerámica. Para algunos alumnos este taller ha servido para sacar algunos euros al vender las piezas. «Los hay que pueden vender pendientes de cerámica; nosotras lo planteamos más como una afición y siempre nos queda poder regalar alguna pieza a familiares y amigos», concluye.