El Ayuntamiento de Sevilla inicia hoy lunes las obras de renovación de los acerados y mejoras de la accesibilidad en la calle Santa María de Gracia, en el distrito Casco Antiguo. Esta actuación, que lleva a cabo la Gerencia de Urbanismo en coordinación con la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores y el Distrito Casco Antiguo, arranca después de que el pasado viernes concluyeran los trabajos que Emasesa ha llevado a cabo en la calle Orfila, quedando ya abierta al tráfico esta vía.

Las obras en Santa María de Gracia se van a centrar en ambos acerados de la calle, que serán repavimentados, sustituyendo la actual solería de losa hidráulica modelo «cigarrillo», muy deteriorada, por un nuevo pavimento de terrazo hexagonal. Esta renovación del pavimento se practicará en todo el viario a excepción del tramo del acerado izquierdo comprendido entre la Campana y la calle Tarifa, cuyo estado de conservación es bueno.

Además, se van a aprovechar las obras para acometer algunas medidas destinadas a mejorar las condiciones de accesibilidad, como la ampliación del acerado desde la altura de la calle Tarifa hasta Javier Lasso de la Vega. También se va a llevar a cabo un rebaje en el paso de peatones situado en el cruce con la calle Tarifa, eliminando así el desnivel existente en este punto entre acerado y calzada.

Como consecuencia de estas obras, que está previsto que finalicen el próximo 6 de septiembre, las líneas de Tussam 13 y 14 con terminal en la Plaza del Duque utilizarán como itinerario alternativo la calle Alfonso XII, suprimiéndose, así, las paradas de las calles Amor de Dios y Feria e incorporando una parada en la Resolana. También se establecerá un itinerario alternativo para el resto de vehículos por las calles Orfila y Javier Lasso de la Vega.

El delegado del Distrito Casco Antiguo y responsable de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha visitado la zona antes de que comiencen las obras y ha señalado la importancia de acometer estas mejoras en la accesibilidad para facilitar el tránsito de peatones por esta calle. Cabrera también ha destacado la coordinación que desde el Ayuntamiento de Sevilla se lleva a cabo entre las distintas obras, «con el fin de provocar la menor afección posible al tráfico, en este caso en una zona importante de salida del centro, y evitar también más molestias de las que ya por si genera cualquier actuación de este tipo a los ciudadanos».

Estas obras se acometen con cargo al presupuesto anual que la Gerencia de Urbanismo tiene para llevar a cabo una adecuada conservación de calles y espacios públicos de la ciudad.