El delegado de Seguridad, Juan Bueno, ha señalado que es «inadmisible» que el portavoz municipal de IU califique como «inaceptable persecución policial» contra comerciales turísticos lo que no es más que «llevar a cabo la misión de la Policía Local, que no es otra que hacer cumplir la ley y las ordenanzas a unas personas que carecen de la debida autorización para ejercer la actividad de publicidad turística y venta de entradas, aunque se realice de forma dinámica en la vía pública».

Bueno ha comentado que «la empresa que gestiona el centro turístico de la Puerta de Jerez había denunciado la presencia de personas que ofrecían irregularmente productos turísticos e incluso coaccionaban a los visitantes que iban a acceder al mismo y amenazaban a sus trabajadores, y agentes de la Policía Local identificaron a dos personas que se encontraban en las inmediaciones de dicho punto ejerciendo una actividad para la que no estaban autorizados. Al ser sorprendido uno de ellos más tarde en la misma labor, procedieron a denunciarle por incumplir la ordenanza de publicidad».

Bueno ha indicado que «donde el señor Torrijos ve persecución y acoso lo que hay es únicamente la aplicación de las ordenanzas, que son iguales para todas las empresas y todas las personas». «No sé si el señor Torrijos está a favor de proteger a los que permanentemente incumplen las normas. La Policía Local cumple con su deber y en verano, al igual que en el resto del año, lleva a cabo una labor importante en el centro de Sevilla y alrededor de los monumentos de la ciudad para que los visitantes y ciudadanos en general se sientan protegidos y no estén desamparados», ha explicado. El delegado de Seguridad ha añadido además que «la mera insinuación de motivos de índole racista o discriminatoria descalifica profundamente a quien la hace».