De exitosas debemos de calificar las diversas actividades que ha organizado el Distrito Casco Antiguo como broche final de la tercera edición de sus talleres socioculturales.

Los actos comenzaron el pasado 27 de mayo con la inauguración de una exposición en el Centro Cívico de Las Sirenas, en la que se pudieron contemplar los trabajos realizados por los alumnos de los talleres de Bisutería y Tocados, Encaje de Bolillos, Fotografía Digital, Punto, Ganchillo, Bordados y Flecos de Mantón, Manualidades, Pintura, Grabados y Cerámica (estas últimas obras han sido realizadas por los alumnos de Tandem, entidad sin ánimo de lucro con la que colabora el Distrito Casco Antiguo y que trabaja por y para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias).

Asimismo, los alumnos del taller de Restauración y Reciclaje de Muebles exhibieron sus trabajos en la nave Singer de la calle Lumbreras.

Continuando con la programación, el 28 de mayo los alumnos del taller de Teatro, dirigidos por su monitor, representaron, en una de las salas del Centro Cívico Las Sirenas, cinco sainetes de los hermanos Álvarez Quintero. «Ganas de reír», «La esposa y la chismosa», «El mal ángel», «Lectura y escritura» y «Sangre gorda». Los números arrancaron numerosas risas entre los asistentes, que aclamaron la profesionalidad y el buen hacer de los actores.

Como colofón a una semana llena de emociones, el 29 de mayo se celebró la gran Gala de Clausura en la céntrica Plaza del Salvador.

Conducida con maestría por la periodista Irene Gallardo, la gala contó, por tercer año consecutivo, con un espectáculo lleno de color, música y ritmo, el ofrecido por los alumnos de los talleres de Taichi, Sevillanas para Niños, Gimnasia Terapéutica y Fibromialgia, Corte y Confección, Lenguaje de Signos, Bordado y Flecos de Mantón, Sevillanas y Castañuelas, Baile Flamenco, Danza Oriental, Bailes Latinos y Baile por Bulerías.

En el espectáculo participó la propia delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, que desfiló con uno de los mantones del taller de Flecos, cumpliendo así con el compromiso adquirido con las alumnas de acompañarlas «sobre las tablas».

Amidea Navarro, que no dejó de recibir muestras de agradecimiento de alumnos y familiares, señaló que en el Casco Antiguo «continuaremos trabajando con la misma ilusión y ahínco en la organización de unos talleres en los que, además de aprender un arte u oficio, los vecinos tienen la oportunidad de relacionarse entre sí, compartiendo sus vivencias».