El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha visitado este lunes junto a la delegada del Casco Antiguo, Amidea Navarro, el entorno del barrio de San Julián donde esta semana comenzarán las obras de ensanche del acerado y reasfaltado de la calle Santa Lucía. Allí, el alcalde ha confirmado la reapertura al tráfico de la calle Alfonso XII este lunes, después de que desde el viernes pudiera transitarse ya por la nueva zona adoquinada en el tramo que va desde San Vicente a San Laureano. Asimismo, ha anunciado que la calle San Pablo se abrirá el próximo miércoles, dando por finalizadas «las dos grandes obras del verano» en el Casco Antiguo.

En cuanto a las obras de Santa Lucía, Zoido ha asegurado que «estamos regenerando el barrio para que los vecinos puedan pasear por las aceras con absoluta comodidad». Actualmente, la acera que se va a ensanchar es muy estrecha y dificulta el paso de los viandantes.

Con dicha actuación se van a eliminar dos inconvenientes como ha aclarado el alcalde «en primer lugar que los vecinos puedan andar por la calle Santa Lucía con comodidad y en segundo lugar eliminar la doble fila, ya que al ampliar la acera, se acabará con la doble fila que es un problema endémico de esta zona».

El Distrito Casco Antiguo se hace cargo de los gastos de la obra que estará finalizada en aproximadamente un mes y para la que no hará falta cortar el tráfico en la calle. Hasta el momento, se han efectuado un total de 23 reparaciones en acerado, en calles como Aceituno, Madero Dolores Márquez, María Isabel de la Trinidad o Enladrillada. Además, se han llevado a cabo reparaciones de calzadas en las calles Hiniesta, Juzgado, San Julián o Alcántara.