La urbanización del Patio de Banderas ha finalizado en la tarde de hoy, jueves 26 de marzo, quedando este espacio como estaba antes de la actuación de la excavación arqueológica. La fuente que coronaba el espacio central de la Plaza, desmontada para la excavación, será instalada durante la temporada de verano, toda vez que los técnicos estiman conveniente un tiempo prudencial para la compactación de las tongadas superficiales del relleno de albero. Un tiempo que se estima entre 3 y 6 meses.

Asimismo, hoy también han concluido los trabajos de remozado del Apeadero del Real Alcázar que se han realizado desde el pasado mes de enero. Estos trabajos han consistido en la sustitución y ocultación de todo el cableado de conducciones de  instalaciones que discurría por los muros y arquerías, así como el saneado y pintado de estos elementos de este espacio emblemático diseñado por el arquitecto milanés Vermondo Resta a finales del siglo XVI. De igual forma se ha procedido a la limpieza superficial de toda la columnata que conforman las naves de este espacio y la limpieza superficial e iluminación del retablo de la Presentación de la Virgen en el Templo, datado del siglo XVII y que preside la nave central.

Desde el año 2009 en el que se inició este ambicioso proyecto sistemático de investigación, pionero en la ciudad de Sevilla, promovido desde el Patronato del Real Alcázar y Casa Consistorial de Sevilla y después de  numerosos  avatares, se han concluido los trabajos, con una inversión total desde el organismo municipal de 2,2 millones de euros  en ocho fases y con resultados sumamente excepcionales para la comprensión de la historia de la ciudad.

Basado en el Plan Especial de Protección del Sector 6 Real Alcázar, se comenzaron los primeros trabajos, resultados de una línea continuista de los realizados en el propio Patio de Banderas en el año 1974 por Bendala y Negueruela, cuyo fruto fue el descubrimiento del Baptisterio de la Basílica de San Vicente, extramuros de la ciudad visigoda.

En un intento de rescatar los restos de ese posible complejo basilical, se propuso desde el Patronato el inicio de este proceso de investigación y excavación recogidos en el Plan Especial de protección y con financiación propia del Patronato ya que la actuación se realiza en el primer recinto del Alcázar primitivo.

Además de los trabajos de Investigación, el proyecto propone la construcción de una futura Cripta Arqueológica, recogida ya en el Plan Especial de Protección, cuya puesta en valor y musealización supondría  visitar un espacio del subsuelo cuyo discurso expone al visitante del Alcázar la estratigrafía completa desde el primer asentamiento colonizador de la urbe hasta nuestros días. Un proyecto muy interesante, desde el punto de vista histórico, artístico y de la investigación.

En el sector  Sur de la plaza y bajo rasante se ha conservado un espacio lo suficientemente amplio para posibles visitas concertadas dirigidas a sectores de la investigación y la docencia y en la que se ven los restos del enclave romano, Foro Romano preexistente, así como el corte estratigráfico de la excavación correspondiente al trabajo desarrollado.

Las visitas serán concertadas en grupos de menos de 30 personas, a partir del mes de Octubre, fecha de inicio del calendario escolar y universitario. Estas visitas deberán ser concertadas con la Dirección del Patronato mediante petición y serán exclusivamente didácticas o de investigación. La petición deberá ser solicitada a través de la Universidad, centro escolar u Organismo Público, en la cual se especificará el objetivo de dicha visita, debiendo ser éste materia de docencia o de investigación.

Todos estos trabajos se han recopilado en una publicación que verá la luz el próximo mes de abril producida desde el Patronato, en la que el director de la excavación resume los datos más relevantes de la investigación. Se trata de un documento que sirve preferentemente  a los profesionales del sector y que a su vez esclarece aquéllos datos relevantes del pasado de nuestra ciudad.