Ni rastro de palmeras en la plaza de la Gavidia. El temporal de hace unas semanas y el picudo rojo han acabado con dos habituales de este enclave del distrito Casco Antiguo de Sevilla. El monumento del militar español Luis Daoíz  dice adiós a sus vecinas durante décadas y recibe a dos magnolios que mantendrán la simetría de la plaza.

Las fuertes rachas de viento doblegaron una de las palmeras el fin de semana del 19 de enero. Los vecinos del centro de la ciudad amanecieron con la imagen de la plaza de la Gavidia atravesada por este árbol de grandes dimensiones. Afortunadamente, el desplome no ocasionó ningún daño, ni material ni personal. Caía la primera de las palmeras.

La segunda de ellas, que logró salvar las inclemencias meteorológicas seguía erguida pero con una alarmante curvatura que hacía pensar que correría, tarde o temprano, la misma suerte que su compañera. El Ayuntamiento de Sevilla, en previsión de evitar riesgos para los muchos transeúntes y alertado por las llamadas de los vecinos de la zona, decidió cortarla.

Huérfana de palmeras y con el picudo rojo acechando en plena plaga a los ejemplares de esta especie, el Ayuntamiento comunicó el pasado martes en la Junta Municipal de Vecinos del Distrito Casco Antiguo que dos magnolios sustituirían los árboles existentes. Además, desde el pasado temporal se han realizado trabajos de mejora en los tocones y alcorques. Cuatro catalpas completan el exorno arbolado en dicha plaza.

Durante la Junta Municipal, a la que acudió el Director General de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, Joaquín Peña, se explicó que el control de plagas «es competencia de la Junta de Andalucía» y que los afectados por dichos parásitos debían poner en conocimiento del Ayuntamiento o de la Junta la existencia de los mismos en las palmeras canarias de su propiedad para actuar de inmediato.

El responsable de Medio Ambiente invitó a los sevillanos que se encuentren afectados por dicho problema a consultar una guía donde se detallan el procedimiento a seguir en la web del Ayuntamiento de Sevilla. En la actualidad, Sevilla posee 2.500 ejemplares de la palmera canaria.