El Ayuntamiento, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha presentado una serie de proyectos a una convocatoria de fondos europeos que están valorados en más de un millón de euros y que están destinados a mejorar la movilidad en bicicleta y los carriles bici de la ciudad. De ser aprobados, el Consistorio contaría con una subvención comunitaria del 75 por ciento de estas actuaciones cuyo coste supera el millón de euros.

Con el fin de seguir consolidando el uso de este medio de transporte, se han presentado una serie de actuaciones que se engloban en el proyecto ECOVÍAS, que se enmarca en un marco de colaboración con otras ciudades y regiones, y que, de ser aprobado, contará con un 75 por ciento de cofinanciación por parte de la Unión Europea con cargo a los fondos FEDER, mientras que la Gerencia de Urbanismo aportará el 25 por ciento restante.

Tramo del Prado de San Sebastián

Las iniciativas presentadas supondrían un nuevo impulso y avance en la implantación de la bicicleta como modo de transporte en la ciudad, a través de la consecución de varios objetivos como incrementar el mobiliario urbano para bicis en centros de trabajo y enseñanza, adecuar el pavimento del centro histórico para favorecer su utilización en esta zona de la ciudad, incrementar el número de Eco-contadores (sensores que permiten contar ciclistas de forma permanente) o fomentar la alianza de la bicicleta con otros medios de transporte diferentes al coche, principalmente públicos.

En concreto, entre los proyectos presentados está la modificación del carril bici en la Avenida de Carlos V, concretamente en el tramo del Prado de San Sebastián. Esta medida se propone con la finalidad de adecuar mejor este viario a su uso de nodo intermodal, distinguiendo más claramente los itinerarios peatonales y los carriles bici, de modo que se reduzcan las situaciones de conflicto que se producen normalmente en las zonas de acceso peatonal a los medios de transporte colectivo. El coste de esta actuación, que afectaría a una superficie de 5.500 metros cuadrados, se ha calculado en unos 660.000 euros.

También se contempla la sustitución del pavimento con tablas de madera existente en el Paseo Marqués de Contadero, por pavimento continuo, tras haber comprobado que el actual de madera no se adecua bien al paso de las bicicletas. La distancia del itinerario que habría que renovar es de 270 metros. La operación tendría un coste de 60.750 euros.

Itinerarios ciclistas en el centro

La señalización y adecuación de pavimentos en itinerarios para ciclistas en el casco antiguo también se incluye en este paquete de actuaciones. Se trata de establecer, mediante señalización, carriles bici en los viarios del centro que no los tienen incorporados actualmente, para facilitar así estos recorridos, estableciendo unos ejes Este-Oeste y Norte-Sur. Se ha calculado el importe de esta medida en 200.000 euros.

Otros de los proyectos incluidos son la instalación de bicicleteros en plazas y espacios abiertos del casco histórico, con la identificación de 20 puntos para la instalación de nuevos sistemas de aparcamiento de bicicletas de acero inoxidable. El presupuesto de esta actuación se estima que sería de 30.000 euros. También está prevista la instalación de bicicleteros en un total de 80 centros de enseñanza y de trabajo en distintos puntos de la ciudad, una actuación presupuestada en 25.000 euros.

Nuevos Eco-contadores

A todo ello se suma la ampliación del número de Eco-contadores en la red urbana. Actualmente, Sevilla dispone de ocho de estos dispositivos, que se colocan en determinados puntos de la red de carriles bici y que permiten contar ciclistas de forma permanente, mejorando con ello el conocimiento de la movilidad de la bicicleta. El objetivo es instalar cinco nuevos Eco-contadores, además de reparar los daños existentes en dos de ellos. La Gerencia de Urbanismo ha presupuestado esta actuación en 28.000 euros.

El coste total de todas estas actuaciones asciende a 1.003.750 euros, a lo que se suman más de 100.000 euros en gastos indirectos. Si finalmente el Proyecto ECOVÍAS resulta aprobado, la cofinanciación por parte de la Unión Europea, con cargo a los fondos FEDER, sería de un 75 por ciento. La Gerencia de Urbanismo aportaría el 25 por ciento restante, equivalente a la cantidad de 277.467,77 euros.