El Ayuntamiento de Sevilla ya ha comenzado la completa operación de renovación urbana de la calle Almirante Lobo, que va a propiciar la mejora integral de todo este viario, tanto en lo referente a las redes de infraestructura  básica, como al pavimento de calzada y acerados.

De este modo, la Gerencia de Urbanismo, en colaboración con Emasesa, Lipasam, el Servicio de Parques y Jardines y, el Distrito Casco Antiguo, va a llevar a cabo obras desde esta semana y durante los próximos cinco meses y medio, con un presupuesto de 665.260 euros, que incluyen la ejecución de una nueva red de alumbrado público, la sustitución de las redes de agua y alcantarillado, la instalación de contenedores de basura soterrados, la plantación de nuevos árboles y la reordenación de todo el viario, que tendrá

un carácter más peatonal, con aceras más amplias, de losas de granito. La renovación del acerado se extenderá también al tramo entre Almirante Lobo y la calle Santander. El proyecto incluye, asimismo, la instalación de adoquín de granito en la calzada y, la reserva de zonas de aparcamiento para carga y descarga, así como para motos y bicicletas en distintos puntos del viario.

También se ha previsto el mantenimiento del paso de vehículos que provengan de la Casa de la Moneda, aunque se eliminará la posibilidad de acceder a este enclave desde la calle Almirante Lobo. Todos estos trabajos van a provocar una mejora general de esta calle, tanto a nivel de infraestructuras, como funcional y de imagen. De este modo, la actuación se completará con nuevas farolas, de estilo fernandino, bancos de fundición, previstos en las proximidades de la Puerta de Jerez y el extremo colindante con el Paseo Colón, y la plantación de nuevo arbolado, de las especies bahunias rosáceas y naranjos, de buen porte y desarrollados, con instalación de riego de goteo que le permita un crecimiento equilibrado y rápido. De este modo, se repondrán los ejemplares que sean apeados, algunos por encontrarse en mal estado y otros por suponer problemas de seguridad, siendo replantados todos aquellos que se encuentren sanos.

La operación en su conjunto, ha sido informada favorablemente por la Comisión Provincial de Patrimonio, de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, organismo al que ha sido remitido el proyecto técnico, por tratarse de una zona de cautela arqueológica.

Las obras han comenzado con el acotamiento de los límites donde se intervendrá, la colocación de las correspondientes señalizaciones y, la consiguiente reordenación del tráfico. Durante la ejecución de los trabajos, se permitirá el paso peatonal en todo momento, así como el acceso a los garajes existentes.