El Ayuntamiento de Sevilla ha realizado 31 nuevos contratos laborales, que entran en vigor mañana lunes 6 de mayo, «para apoyar y reforzar las tareas del personal de limpieza de los colegios». Con estas nuevas incorporaciones al personal municipal, que proceden de la Bolsa de Peones, «no sólo se logra la mejora de la limpieza de los centros escolares en beneficio de los niños sevillanos, sino que, además, se mitigan los efectos de las limitaciones en la contratación, ya que se van a crear todos los puestos de trabajo que son posibles».

La delegada de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que «comiencen a trabajar en el Ayuntamiento 31 personas que hemos contratado una vez determinados los servicios esenciales y realizadas todas las actuaciones para la reorganización de estos servicios». La delegada ha puntualizado que «estas 31 personas, que aumentan en seis las contrataciones previstas inicialmente, se van a destinar fundamentalmente a la limpieza de los colegios, que es un asunto prioritario para este Gobierno porque supone atender las necesidades de los niños».

Estos 31 nuevos contratos son posibles gracias al acuerdo adoptado en la Junta de Gobierno del pasado 16 de abril, que declaraba como esencial y prioritario, entre otros, el servicio de limpieza en los colegios, «como no podía ser de otro modo ante la necesidad de que los escolares de los centros de Sevilla gocen de unos edificios en óptimo estado de conservación y mantenimiento. Estas contrataciones, unidas a la racionalización de los recursos disponibles, van a permitir la satisfactoria prestación de un servicio fundamental».

Además, es la «constatación del cumplimiento del compromiso suscrito por el Ayuntamiento con las distintas secciones sindicales el pasado 12 de febrero, con objeto de dar solución a diversas cuestiones que afectan al personal y que se encontraban pendientes de decidir, todas ellas de gran trascendencia tanto para los empleados municipales como para el Gobierno municipal. Este acuerdo ha supuesto la continuidad de la línea de diálogo que desde el principio del mandato ha marcado la actuación de este Gobierno y ha posibilitado el mantenimiento de la confianza en que su actuación va encaminada a dar cumplimiento a la normativa estatal, siempre en atención a las características peculiares del personal local, y buscando la interpretación más beneficiosa posible. En concreto, se ha venido trabajando intensamente para paliar, en la medida de lo posible, las restricciones que en materia de contratación de personal se han impuesto desde el Gobierno central en su búsqueda por la racionalización y mejora de la Administración Pública».

En este sentido, el mencionado acuerdo recogía el compromiso de aprobar la relación de servicios que pueden considerarse «esenciales», a efectos de poder llevar a cabo contrataciones extraordinarias, salvando así estas restricciones, para asegurar el mantenimiento de la prestación de unos servicios públicos de calidad al ciudadano.

Cabe resaltar que, «aunque inicialmente el acuerdo suscrito con los sindicatos preveía la contratación de 25 personas, gracias a un esfuerzo notable, y ante la sensibilidad del colectivo al que afectará el servicio, se ha procedido a incrementar este número previsto hasta 31, lo que permite además el fomento del empleo por parte del Ayuntamiento».