El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha instalado vallas junto a las paradas de la plaza Ponce de León, uno de los principales «intercambiadores» del centro para los usuarios de Tussam. Las obras llegan tras el atropello de una mujer hace escasos días, que provocó la petición de los sindicatos de la empresa pública de transporte de cortar al tráfico de esta zona en las fechas navideñas.

Sin que el Ayuntamiento haya precisado que exista causa y efecto entre el atropello y la instalación de estas vallas, operarios municipales acometían la colocación de las mismas en las isletas en las que se encuentran las paradas de Tussam. Se evita así el «riesgo» denunciado por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), el sindicato mayoritario en Tussam. Además, estos conductores advierten que existen otras zonas de peligro, como es el eje de la Plaza de la Campana y la Plaza del Duque, muy concurrida por los peatones en estas fechas prenavideñas.

El portavoz municipal Curro Pérez ya avisaba tras el atropello de la mujer de 56 años por un autobús de la línea 24 que Tussam está «reflexionando» sobre lo sucedido y valorando la posibilidad propuesta por los sindicatos. De momento, esta idea parece no haber cuajado y la solución adoptada pasa por la instalación de las vallas.

Foto: Millán Herce