El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), prepara un «estudio patológico y geotécnico» sobre el estado actual de la casa palacio del Pumarejo, declarada bien de interés cultural (BIC) y de propiedad municipal. A través de una respuesta escrita a una pregunta del Grupo socialista, el Gobierno municipal da cuenta de que este extremo ha sido ya comunicado a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, toda vez que el monumento espera desde hace años un anunciado y prometido proyecto de recuperación que contrarreste su claro deterioro.

En la respuesta correspondiente a la pregunta del Grupo socialista, el Gobierno municipal expone que prepara «un estudio patológico y geotécnico» del monumento mediante el que se pretende conocer «el estado actual del edificio, los datos de la capacidad portante de la estructura vertical y las características del subsuelo». El asunto, de hecho, ha sido ya comunicado a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, toda vez que los socialistas se interesaban especialmente por los planes para promover la rehabilitación del palacio con cargo al programa del uno por ciento cultural del Ministerio de Fomento.

«Fasear» la restauración

«Se ha elaborado una propuesta de faseado y subfaseado de la rehabilitación para que el Ayuntamiento pueda tomar una decisión que permita compatibilizar la misma con la ocupación actual del inmueble por inquilinos y establecimientos», concluye la respuesta del Ayuntamiento.

La casa palacio del Pumarejo, de 1.892,35 metros cuadrados de planta, cuenta con 19 viviendas y 17 antiguos locales comerciales, toda vez que el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) reserva el inmueble para equipamientos públicos. El monumento, de cualquier manera, sufre un constante deterioro en el plano arquitectónico, porque desde hace años espera una obra de rehabilitación integral que subsane sus numerosas deficiencias, la cual fue valorada en 2009 por la Gerencia de Urbanismo en un total de 5.636.948,57 euros.

Conflicto con la asociación

La Asociación Casa del Pumarejo gozaba de un convenio de cesión de usos de diferentes espacios de la casa palacio del Pumarejo, en concreto, varios espacios de la planta baja y una vivienda ubicada en la primera planta, exactamente la número uno. Este convenio fue suspendido parcialmente por el Ayuntamiento el pasado otoño «en lo que afecta a la vivienda número uno» a cuenta del «interés público que implica la clausura» de dos de las galerías del edificio por causas de «seguridad», toda vez que el cierre de estos corredores «imposibilita el acceso» a diez de las viviendas, entre ellas la número uno.

Merced a estas decisiones, fue finalmente consumado el cierre de las mencionadas galerías con la clausura de la vivienda cedida a la Asociación Casa Pumarejo al estar conectada con uno de los corredores.