El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Espadas, ante una pregunta escrita de IU-CA sobre el destino del escudo de la dictadura franquista del Mercado del Arenal, ha respondido reiterando la decisión de “cubrir” dicho escudo hasta que se “complete la información sobre su autoría e historia” y se acuerde “en su caso” un “nuevo emplazamiento”, merced a su “indudable valor artístico”.

Recordemos que a principios de septiembre, la portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento hispalense, Eva Oliva, reclamaba que las obras de rehabilitación acometidas en el Mercado del Arenal, donde el Consistorio hispalense ostenta un 72,29 por ciento de la titularidad del recinto, fuesen aprovechadas para retirar “de una vez” el escudo franquista que permanece en la fachada de este edificio correspondiente a la calle Pastor y Landero. Oliva, en ese sentido, invocaba la Ley 52/2007 de Memoria Histórica.

Pero media en el asunto un informe emitido al respecto por el servicio de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla el pasado 6 de agosto. El informe, recogido por Europa Press, expone que este “escudo representativo de la dictadura preconstitucional pintado sobre azulejería cerámica” presenta un “buen estado de conservación” y es una obra de “la fábrica Ramos Rejano de Triana, que junto con la de Mensaque ha sido de las de más calidad e importancia en Sevilla”.

El documento da cuenta de que una consulta al catedrático de Escultura e Historia de las Artes Plásticas Alfonso Pleguezuelo Hernández, experto en materia de cerámica, ha puesto de relieve que “es un escudo magníficamente pintado y sus dos posibles pintores pudieran ser Alfonso Chaves o Juan Oliver, ya que ambos trabajaron en dicha fábrica en los años 40 del pasado siglo y el edificio (del mercado) se acabó hacia 1947.

«Indudable valor artístico»

Dado el caso, el informe expone que “se ha decidido que hasta que se complete la información sobre la autoría e historia (del escudo), dado el indudable valor artístico del escudo cerámico y, en su caso, mientras se decide un nuevo emplazamiento que ponga en valor la obra en cuestión y no caer en el tan recurrido y olvidado almacenaje, proceder a la cubrición u ocultación del escudo preconstitucional, mediante superposición de un elemento neutro o solución similar”.

Para ello, el Ayuntamiento se apoya en “las indicaciones del Informe sobre criterios generales adoptados en los acuerdos de la Comisión Técnica de Expertos de la Ley de Memoria Histórica” celebrada el 28 de junio de 2010, apostando en este caso por “proteger toda la cerámica con gaseado de toda la superficie, lámina tipo porexpán y acabado con un enfoscado de cal y arena para pintar en alguno de los colores que se decidan para la fachada” del mercado.

IU, en contra

Al respecto, Eva Oliva manifestaba a Europa Press que IU-CA no apoya la reubicación de este escudo porque tal medida “no resuelve nada”, reclamando de nuevo su retirada. Por eso, los concejales de la coalición elevaron una pregunta escrita al Gobierno local socialista, para esclarecer si el escudo “va a ser retirado de la fachada” y cuál será su destino final.

La respuesta del Gobierno local, adelantada por eldiario.es y recogida por Europa Press, reproduce el mencionado informe técnico, insistiendo en que “se ha decidido que hasta que se complete la información sobre la autoría e historia, dado el indudable valor artístico del escudo cerámico, mientras se decide un nuevo emplazamiento que ponga en valor la obra en cuestión (…), proceder a la cubrición u ocultación del escudo preconstitucional, mediante superposición de un elemento neutro o solución similar”.