Operarios, técnicos de Urbanismo y agentes de la Policía Municipal han accedido a la Casa del Pumarejo para proceder a la clausura parcial del edificio. Concretamente los dos corredores de la planta alta; de manera que nueve viviendas y la azotea de la casa han sido clausuradas. Sumando las zonas hoy clausuradas a las ya lo fueron estos años atrás, los residentes afirman que un 60% de la casa está ya clausurada.

Según denuncian los vecinos de dicho inmueble, el equipo «se ha presentado sin previo aviso a las familias que residen en la casa; casi todas, personas mayores». «Y ni siquiera, ya en el sitio, han tenido la deferencia de avisar a lo que venían, con lo que se han despertado muy asustadas al escuchar los fuertes golpetazos», han criticado.

La noticia se extendió rápido por las redes sociales, lo que atrajo al lugar  «un buen número de personas alarmadas», afirman los vecinos. Entre ellas miembros de la Asociación Casa del Pumarejo, que han explicado tanto al personal técnico como a la policía municipal «todos los incumplimientos que suponía la actuación, y los derechos de los vecinos que se estaban vulnerando».

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla ha subrayado el «muchísimo interés» que tiene en la casa palacio del Pumarejo, en la que se permite la «habitabilidad» a pesar de la clausura dos de sus galerías por medidas «de seguridad» derivadas de los problemas de conservación que sufre este edificio del siglo XVIII declarado Bien de Interés Cultural (BIC), un asunto que asegura es «estrictamente técnico».

Tras informar sobre la Junta de Gobierno Local, el portavoz del gobierno municipal hispalense, Francisco Pérez (PP), ha insistido en que se mantiene el «valor etnológico del edificio y se protege a las personas». «Es un asunto estrictamente técnico, donde los profesionales técnicos municipales concluyeron tras su visita que hay cubiertas en mal estado, humedades y otras situaciones por las que es necesario ir cerrando pasillos, comercios existente o áreas de plantas de viviendas por seguridad», añade.

Así, señala que el Ayuntamiento ha tomado esta decisión en función del informe, insistiendo en que el Área de Urbanismo está «encima» de la casa palacio. «No se ha cerrado el espacio interior, sino que se permite la habitabilidad, en unas acciones que demuestran el muchísimo interés del Ayuntamiento en este BIC y que no existe nada de abandono», subraya.