La tramitación administrativa para hacer posible la creación de un Centro Integral de la Bicicleta en el edificio municipal del Paseo Catalina de Ribera, que durante años ha permanecido vacío y sin uso, ha llegado a su término. La Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo ha adjudicado en el día de hoy la concesión demanial de dicho inmueble a la Unión Temporal de Empresas «Pinapark Campamento, Deporte y Aventura S.L. y, Bici Activa S.L.-Cyclo touristic 2000 S.L.».

En consecuencia, las obras para adaptar este edificio a su nuevo uso comenzarán en breve, lo que comporta la rehabilitación y recuperación de este inmueble, abandonado desde hace años a pesar de su estratégica ubicación, además de potenciar este espacio ajardinado, declarado Bien de Interés Cultural. Según ha explicado el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez «se considera que el nuevo Centro supondrá la creación en la zona de un recurso activo desde el punto de vista cultural, económico, turístico y del empleo para la ciudad».

El funcionamiento de este Centro se focalizará especialmente hacia el servicio y atención a la ciudadanía en el uso y fomento de la bicicleta. El delegado de Urbanismo ha señalado que «entre sus funciones se incluirán actividades de asesoramiento, atención e información de itinerarios ciclistas, así como de organización de rutas turísticas». Se pretende, de este modo, incorporar un nuevo criterio de excelencia de la ciudad a nivel de turismo internacional.

La adjudicación de la concesión administrativa incluye, además del edificio dos parcelas colindantes de 100 m2 cuada una. La oferta que ha resultado adjudicataria se concreta en el pago de un canon anual de 4.400 euros al Ayuntamiento de Sevilla, con un periodo de carencia de dos años, que irá incrementándose en un 20  por ciento a partir del tercero y hasta el décimo, a partir del cual este cantidad aumentaría otro 10 por ciento hasta el final de la concesión, fijada en veinte años. Como condición, se establece que no se podrán implantar en el futuro Centro los usos de taller de reparación y tienda de venta de souvenirs y bicicletas, por resultar estos usos incompatibles con la calificación urbanística de la parcela como zona verde.

La conclusión de este proceso y la consiguiente construcción de este nuevo Centro Integral de la Bicicleta, supone resolver la situación de parálisis y dejadez  en que se encontraba esta propiedad municipal desde hace años, una vez que se desistió de la idea de ubicar en el mismo la sede de la unidad ciclista de la policía local.