El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha señalado que «el PSOE se pone en evidencia porque está demostrando que quiere que la ciudad siga en el estado en el que se encuentra y que Zoido no pueda sacar adelante proyectos generadores de empleo que ayuden a salir de la situación de paro a miles de sevillanos».

Maximiliano Vílchez ha señalado que «desde la Gerencia de Urbanismo se está planteando el estudio del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para modificarlo en aquellos aspectos que puedan ser generadores de empleo y de renovación de la ciudad dado que el Plan ha entrado  en su séptimo año de vigencia y fue concebido para una situación de bonanza económica y no para una situación de crisis económica donde el paro castiga duramente a la ciudad de Sevilla».

El delegado de Urbanismo ha recordado que «el PSOE en este caso sigue la política hipócrita porque tiende falsamente la mano cuando en realidad desde la Junta de Andalucía torpedea todos los proyectos de Zoido».

En este sentido, Vílchez ha comentado que «en la Gavidia hablan ahora de la construcción de un hotel cuando nunca han presentado esa propuesta al Ayuntamiento de Sevilla. Si la hubieran presentado, lógicamente se hubiera estudiado y puesto en marcha. Y sin embargo desde las distintas consejerías se bloquea el proyecto de la Gavidia presentado por el Ayuntamiento y que permitiría generar más de cien empleos directos y hacer y provocar que con la venta del edificio a su vez se hicieran otras actividades generadoras de empleo».

Con respecto al proyecto de Ikea el delegado ha insistido en que «La Junta de Andalucía tiene bloqueado el proyecto, poniendo mil trabas en el aspecto de las vías pecuarias. Y además tiene bloqueados la construcción de aparcamientos por parte del Ayuntamiento de Sevilla cuando antes con el PSOE en el gobierno, desde la Junta se autorizó la construcción de todos los aparcamientos planteados incluso teniendo afección a bienes de interés cultural, cuando los planteados por nosotros no la tienen».

Maximiliano Vílchez ha indicado que «cuando la política urbanística del PSOE se ha puesto en evidencia ahora que el Tribunal Supremo ha anulado la normativa del Plan referida a la construcción de las Setas de la Encarnación, cuando el Tribunal Supremo ha anulado la licencia  que concedieron a la Universidad de Sevilla para la construcción de la biblioteca en el Prado y que se ha tenido que demoler, cuando la licencia de construcción de la Torre Pelly otorgada por el PSOE ha puesto en peligro la consideración de la Unesco sobre la conservación de los bienes como Patrimonio de la Humanidad en Sevilla, el PSOE no esta ahora mismo legitimado para poder contradecir este inicio de estudio».

El delegado ha recalcado que «en iniciativas mucho menos conocidas y de menos transcendencia pero que forman parte del trabajo cotidiano de la Gerencia de Urbanismo, la Junta también están permanentemente obstaculizándolos».

En cuanto a la elaboración del PGOU, Vílchez ha explicado que «en ningún caso la oposición tuvo acceso a poder participar. Cuando el PSOE elaboró el PGOU, al Partido Popular nunca se le dio oportunidad para participar. En nuestro caso, el estudio técnico se debatirá en  la Comisión de Seguimiento del PGOU y allí podrá la oposición hacer las aportaciones que consideren oportunas».

«Si el gran proyecto y la gran aportación del Partido Socialista a la modificaciones del PGOU es sustituir la construcción de 350 viviendas, que tenía que hacer precisamente la Junta de Andalucía y que no hace, por la construcción de un parque, con ello el PSOE demuestra su carencia por completo de ideas y de proyectos para la ciudad de Sevilla», ha añadido Maximiliano Vílchez.

Por último el delegado ha recordado que «las numerosas circunstancias, preferentemente de índole normativo y social-económico, acaecidas en los casi siete años transcurridos desde la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana, en julio de 2006, han ocasionado que, en la actualidad, el principal instrumento normativo de la ciudad, el PGOU, presente evidentes desajustes y limitaciones en sus planteamientos, que aconsejan la necesidad de una actualización del texto», y ha añadido que «la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla se ha planteado la oportunidad de este ejercicio de actualización, al objeto de adecuar el PGOU, en mayor medida, a las demandas de los sevillanos, a la legislación actual, a la planificación territorial vigente y a las condiciones socio-económicas actuales».