El Grupo Municipal Socialista lamenta que los sevillanos «tengan que volver a poner encima de la mesa otros 238.800 euros» para pagar la reurbanización de la zona del Lope de Vega y Casino de la Exposición, una obra que ya fue adjudicada por Zoido en noviembre de 2011, que tuvo un presupuesto de 249.000 euros y que resultó ser «toda una chapuza de ejecución que no hizo más que empeorar con pegotes de asfalto el aspecto de una zona degradada de la ciudad que era la última pieza que quedaba por acometer en la regeneración de los jardines históricos que inició el anterior Gobierno de la ciudad».

El actual Gobierno de Zoido adjudicó definitivamente este proyecto licitado en agosto de 2011 en el mes de noviembre de ese mismo año con un presupuesto de 249.770 euros que contaban con financiación del Proteja (tal y como aparece en el Perfil del Contratante). Y fue el Gobierno municipal el que recepcionó la terminación de las obras unos meses más tarde «dando por buenos los trabajos que desarrolló la empresa adjudicataria» pese a los evidentes signos de mala ejecución que en absoluto permitían recuperar una zona degradada en un entorno «clave del turismo de la ciudad», como son los jardines históricos de la Exposición del 29. Entonces, «Zoido dejó pasar la oportunidad de pedir responsabilidades a la empresa, de retener el pago del dinero y de conseguir el adecentamiento que se contrató», según denunció el PSOE.

En octubre de 2012, prácticamente un año después de la «chapuza asumida y silenciada por Zoido, el portavoz socialista, Juan Espadas, denunció que el empecinamiento del PP por vincular inversiones en el presupuesto municipal a la imposible venta de la Gavidia, había provocado que todo 2012 pasara sin poder disponer de los 1,3 millones de euros de inversión previstos para jardines con parte de los cuales se acometería la regeneración de La Madrina, la última pieza de los jardines históricos por rehabilitar.

Un año y cuatro meses después, «Zoido intenta arreglar este cúmulo de desatinos presentando a bombo y platillo la evidencia del fracaso de su gestión en este asunto con un nuevo proyecto de reurbanización de la zona, lo que se traduce en que el Ayuntamiento tendrá que desembolsar otros 238.000 euros para volver a hacer obras donde ya las hubo y se hicieron mal», indicó el grupo en una nota.

El PSOE exige a Zoido explicaciones al «doble desembolso» de recursos municipales con un mismo fin, así como mayor responsabilidad en el control de los proyectos que adjudica y que sólo debería pagar en el caso de que las obras se hubieran ejecutado de forma satisfactoria.