La Empresa Metropolitana de Abastecimiento de Aguas de Sevilla (EMASESA), ha terminado las obras de renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento en la calle Santa Clara, en el tramo comprendido entre las calles Lumbreras y Dalia.

Las obras, que comenzaron el pasado mes de agosto con un plazo estimado de ejecución de 9 meses, se han ejecutado tan sólo en 6 meses. El objeto de las mismas ha sido la sustitución de las redes de abastecimiento y saneamiento, así como de sus acometidas y elementos de explotación, debido al estado de degradación que presentaban por su antigüedad.

Con la sustitución de las canalizaciones y de sus acometidas, se garantiza que tanto la red de saneamiento como de abastecimiento dispongan del material adecuado a las necesidades de la población, mejorando el caudal y la presión de servicio, así como la recogida de las aguas pluviales. Además, se ha realizado la ampliación de la red de riego con agua no potable.

La delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, ha señalado que «instaladas las nuevas redes, se ha procedido a la renovación de la pavimentación de la calzada (recuperándose los tradicionales adoquines) y del acerado. Se ha dotado a la calle de nuevos pasos de peatones, señalización horizontal y vertical para aparcamiento de motocicletas, aparcamiento para personas con movilidad reducida, bicicleteros y zonas de carga y descarga»; igualmente, ha destacado que «son numerosos los vecinos que nos han felicitado por la eficacia y rapidez en la ejecución de la obra, así como por la fisonomía de la calle una vez terminada, con aceras más amplias y pasos de peatones rebajados».

«Siempre que no existan causas de fuerza mayor que lo impidan, la obra de la cercana calle Guadalquivir finalizará en el plazo aproximado de un mes, por lo rogamos la paciencia de los vecinos. Sabemos que ocasionan molestias, pero se trata de obras necesarias, que redundan en beneficio de todos», concluye la delegada.