La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) ha iniciado las obras de sustitución de la red de alcantarillado y de abastecimiento en tres zonas del distrito Casco Antiguo de Sevilla. Por un lado, estas actuaciones ya se han iniciado en las calles Viriato, Viejos y Amparo; también en la calle Goles y el entorno de la calle Galera.

Las reformas tendrán una duración de seis meses en todas las obras previstas; salvo en las que se centran en el entorno de la calle Galera, en el barrio del Arenal, que se prolongarán en el tiempo un total de cinco meses. En todos los casos estos trabajos suponen la sustitución de las canalizaciones de abastecimiento y saneamiento así como sus acometidas y elementos de explotación.

En los tres casos mencionados, también se incluye la instalación de una nueva canalización de la red PEAD, para la expansión de la red de riegos con agua no potable en el centro de la Ciudad.

Según han informado fuentes municipales, la red de saneamiento actual «no tienen problemas pero están antiguas, por lo que se procede a sustituirlas para evitar fallos en el futuro».

Solventando incomodidades

Cartel en la calle GaleraLa colocación de los carteles anunciadores de las obras ha cogido desprevenidos a muchos vecinos de esta vía sevillana. Según las mismas fuentes, el Ayuntamiento está manteniendo reuniones con los residentes en la zona para desarrollar un plan de movilidad que se ajuste a las necesidades del vecindario para poder acceder a los vados para la entrada y salida de vehículos.

Hasta el momento, las obras se están realizando en la superficie y, aunque las calles ya están cortadas al tráfico, sí se permite el acceso de los vecinos. Cuando empiecen las tareas del levantamiento de la calzada, según las fuentes municipales, se procederá a la implantación de un plan específico de la Delegación de Seguridad y Movilidad.