El portavoz socialista, Juan Espadas, mantuvo ayer una primera reunión con la asociación de vecinos de Santa Cruz para avanzar en el desarrollo de una propuesta de reordenación de la calle Mateos Gago, así como para analizar las medidas de mejora necesarias para mejorar y poner en valor el barrio tanto para sus residentes como para los numerosos turistas que visitan uno de los «principales escaparates de Sevilla». «Es evidente, tras escuchar a los vecinos, que la situación de Mateos Gago y del barrio en general es muy mejorable y que hay que tomar medidas. Por eso, quiero llegar a un consenso con vecinos, hosteleros, hoteleros, comerciantes, taxis, coches de caballos y otros sectores afectados para impulsar un plan de actuación para el próximo mandato que sea fruto del consenso», explicó el portavoz socialista.

Durante la reunión, en la que estuvo acompañado del concejal Juan Carlos Cabrera, el portavoz socialista planteó a los vecinos la necesidad de realizar una intervención en Mateos Gago ante «el desorden, el impacto visual y los problemas de accesibilidad existentes». «La ordenación de esta calle, que es una vía de importancia estratégica para la ciudad, es muy mejorable. Debemos conseguir un diseño que incremente el espacio para el peatón haciendo al mismo tiempo que se cumpla la ordenanza de veladores. Que reduzca el impacto visual de los vehículos y que dé un tratamiento distinto a la carga y descarga y a los taxis. Toda medida, evidentemente, debe venir consensuada y acompañada de alternativas en el entorno para no agravar uno de los mayores problemas del barrio como es el aparcamiento», apuntó Espadas.

Pero la reunión no se limitó a la situación de la calle Mateos Gago. Juan Espadas analizó con los vecinos la necesidad de un plan de mejora de todo el barrio de Santa Cruz que se enfrenta a cierto «deterioro de su imagen» por la falta de cumplimiento de ordenanzas como la de veladores, por la paralización del Plan Especial del Alcázar que planteaba medidas para reducir la contaminación visual, por la ausencia de plazas de aparcamiento, por la necesidad de una ordenación de los coches de caballo o por los problemas en relación a la recogida de basura. «Las ordenanzas están para cumplirlas y eso claramente no está ocurriendo en la ciudad y concretamente en el barrio de Santa Cruz. Se requiere un plan de mejora y reforma global y desde luego reactivar el plan especial del Alcázar, que está paralizado, y que instaba a tomar medidas urgentes en Santa Cruz. Tenemos que lograr una mejor  conciliación entre el impacto de los turistas y los vecinos que residen en el barrio», apuntó Espadas.