El concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento hispalense, Maximiliano Vílchez, ha destacado, ante las declaraciones de la consejera de Medio Ambiente, el portavoz del PSOE y de IU, que la tala de 21 plataneros en la calle Almirante Lobo y el trasplante de cinco ejemplares responde a «un proyecto y a unos informes técnicos, con lo que no estamos ocultando nada ni haciéndolo por capricho». «Me preocupa mucho que la oposición ponga en entredicho lo que dicen los funcionarios, cuyo trabajo deberían respetar, y que no se informen bien antes de criticar, porque los informes y proyectos son públicos», dice el concejal.

Asimismo, Vílchez ha recordado el Artículo 98 de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre de Ordenación Urbanística de Andalucía, cuyo literal es el siguiente: “Los proyectos de urbanización son proyectos de obras que tienen por finalidad llevar a la práctica las previsiones y determinaciones de los instrumentos de planeamiento. No podrán contener determinaciones sobre ordenación ni régimen del suelo o de la edificación, y definirán los contenidos técnicos de las obras de vialidad, saneamiento, instalación y funcionamiento de los servicios públicos y de ajardinamiento, arbolado y amueblamiento de parques y jardines descritas en el artículo 113.1 de la Ley y otras previstas por los instrumentos de planeamiento. Toda obra de urbanización requerirá la elaboración del proyecto correspondiente y su aprobación administrativa”.

“Tal y como dice la Ley, tenemos un proyecto (el de reurbanización de la calle Almirante Lobo), la obra de renovación de redes de saneamiento y abastecimiento es necesaria e imprescindible y hay informes técnicos que dicen que en la calle hay 21 árboles que no se pueden trasplantar debido a que presentan oquedades y podredumbres, algo que supone un riesgo para trabajadores y viandantes”, ha reiterado Vílchez, que ha añadido que “¿qué hacemos? ¿obviamos los criterios técnicos marcados en el proyecto e informes? Pues no, este gobierno no va a actuar al margen de la ley ni de los criterios técnicos, porque somos consecuentes y porque si ocurriera algún incidente la culpa luego sería nuestra y, tanto la oposición como la Junta de Andalucía saldrían criticando que no se ha actuado en tiempo y forma. Somos responsables y hay que garantizar la seguridad, todo está más que justificado, sólo tienen ustedes que informarse. La oposición no está legitimada para salir criticando cuando ellos talaron todos los árboles en la avenida de la Constitución o Virgen de Luján y cuando en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo se abstuvieron cuando se presentó el proyecto de Almirante Lobo”.

El papel de Espadas

Además, “curiosamente, esta ley fue desarrollada y aprobada siendo el señor Espadas director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y en consecuencia corresponsable de esta ley. Es decir, la ley de la cual es corresponsable el portavoz del PSOE avala la acción realizada en Almirante Lobo”, ha reiterado Vílchez, que se ha preguntado “si la consejera sabe de alguna solución para actuar en árboles completamente huecos con termitas y peligro de caída”. “Ahora parece que el PSOE sabe más que lo qué dicen los técnicos, pero ninguno se quejó cuando se apearon los árboles de San Telmo”.

Por otro lado, cita el Art. 19 de la Ordenanza de Arbolado, Parques y Jardines públicos en el municipio de Sevilla, en el que literalmente se dice que: “Las talas y abatimientos de árboles de carácter público en el municipio de Sevilla llevadas a cabo por el servicio de Parques y Jardines, de conformidad con el acuerdo plenario de 15 de diciembre de 2005, salvo en los supuestos de inminente peligro para la seguridad vial o peatonal, requerirá una disposición motivada con carácter individualizado, que acredite inviabilidad de cualquier otra alternativa”. “Esta Ordenanza establece claramente que cuando no existan otras alternativas salvo los criterios de peligrosidad tasados, se pueden realizar los apeos y se ha acreditado, en el caso de Almirante Lobo tanto a nivel de proyecto como informes técnicos, que no existía otra alternativa cuando se debe practicar una zanja en trinchera de cinco metros de profundidad, entre la línea de arbolado, el arroyo subterráneo del Tagarete y las cimentaciones de los edificios colindantes, por lo que no mentimos ni nos saltamos la ordenanza”, ha explicado el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, que ha añadido que “la oposición sabe muy bien que no se está actuando por capricho, que estamos actuando correctamente puesto que las lesiones de los plátanos de la ciudad eran conocidas por el anterior gobierno y su origen es muy anterior a esta época”, ha detallado Vílchez.

Labor diaria 

Igualmente, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha señalado que “IU no puede decir qué tenemos cara dura y que no hemos cumplido cuando venimos realizando una media de 4.023 actuaciones en arbolado y zonas verdes al mes mientras el anterior gobierno hacía 6.237 al año; venimos acometiendo actuaciones de mejora en prácticamente todas las zonas verdes; invertimos más de 20 millones de euros al año en mantenimiento y conservación de zonas verdes; en 2012 modificamos la ordenanza de arbolado para que se precisará del asesoramiento del Servicio Técnico de Parques y Jardines en proyectos de obras que afecten a zonas ajardinadas, zonas verdes o al arbolado viario y para tratar de conseguir un instrumento jurídico de protección de los Parques y Jardines o Plazas ajardinadas de carácter público, tendente a concienciar a los ciudadanos que debían usar y disfrutar de los mismos en forma que se facilitase su utilización adecuada, así como a evitar que se produjeran daños o desperfectos, algo que no se hacía desde 1999, y muchas actuaciones más que saben que hemos hecho pero que parece que han olvidado”, ha comentado Vílchez.

El delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha concluido que “se está trabajando en un programa de plantaciones en el que se adecua la especie a la calle, se tienen en cuenta las instalaciones urbanas y se están seleccionando especies resistentes a enfermedades, no como ellos que plantaron plátanos cuando sabían que no se podía hacer; en todos los parques de la ciudad, por parte de los distritos y áreas municipales se organizan actos y eventos que dinamizan los parques y, respecto a la guía del arbolado, hay que saber con qué se cuenta y en qué estado están los árboles, por eso se ha instaurado arbomap y se está actualizando conforme se realizan los trabajos. La casa empieza por el cimiento, no por el tejado”.