La Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio de Parques y Jardines y en colaboración con el Distrito Casco Antiguo, ha iniciado la campaña anual de retirada de naranja amarga de los aproximadamente 2700 naranjos repartidos por las diversas calles, plazas y zonas ajardinadas del Casco Antiguo.

Respecto a la ejecución de los trabajos, antes de comenzar las tareas de recogida, la empresa adjudicataria está llevando a cabo la señalización de la calle avisando de las mismas, con el fin de solicitar la colaboración vecinal y evitar el aparcamiento en las zonas en las que se va a trabajar.

Según comenta la Delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, «las tareas de recogida, del todo necesarias, se han adelantado con respecto a años anteriores por el gran número de frutos que contienen los árboles y se intentará que afecten lo menos posible en la vida diaria de los vecinos», por lo que «una vez retirado el fruto de los árboles se procederá a la limpieza de los acerados, eliminándose los posibles restos de ramas, hojas y frutos».