La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, ha denunciado este jueves la «nueva maniobra» en la que se ha embarcado el Gobierno de Juan Ignacio Zoido para coartar el debate en las Juntas Municipales de Distrito mediante una «reinterpretación sectaria» del reglamento que actualmente rige el funcionamiento de estos órganos de participación territorial.

Medrano ha aclarado que esta «barbaridad» se plasma en un «informe a medida» remitido por el delegado de Participación Ciudadana, Beltrán Pérez, a los grupos de la oposición, donde se recogen una serie de planteamientos con los que el PP se propone ahora «garantizar el correcto desarrollo de las sesiones de las juntas municipales». Sin embargo, para IU, este documento, que no está firmado por ningún funcionario del Ayuntamiento, supone «un atentado en toda regla a la libertad y a la democracia local».

La edil de IU ha advertido de que, «con la excusa de ordenar los debates», el PP trata de «limitar las intervenciones, recortar los tiempos de exposición y restringir las materias a abordar por las fuerzas políticas y las entidades sociales representadas en estos foros». «Y al final todo se reduce y se supedita al criterio subjetivo y arbitrario del delegado de turno» ha criticado Medrano, quien ya adelanta que Izquierda Unida «no va a legitimar, de ninguna de las maneras, esta regresión intolerable».

Según ha asegurado la concejal de IU, detrás esta operación se esconde el intento del PP por «soslayar de la discusión ciudadana todas aquellas cuestiones que no le son de su agrado o interés». Asimismo, ve «muy grave» que, con el pretexto de evitar una supuesta politización de las juntas municipales, el Gobierno de Zoido pretenda erigirse en «juez y parte a la vez» y decidir sobre qué asuntos pueden hablar o no los vecinos en estos órganos de participación. «¿A qué le tienen miedo?», se ha preguntado.

Así, Medrano ha conectado la «última ocurrencia» de Beltrán Pérez con «la involución generalizada» que se viene produciendo en las juntas municipales de distrito, donde «la censura previa y el abuso de autoridad de los delegados están a la orden del día». De ahí que, en su opinión, «esto sea sólo un paso más en la estrategia del Gobierno de Zoido de vaciar de contenido a estos organismos».

Según Medrano, en vez de inventarse «filtros inquisidores» para «encorsetar» los debates, lo que debe hacer el PP es garantizar el cumplimiento del reglamento vigente, ya que en la actualidad sus concejales no dejan de saltárselo. Entre las vulneraciones más flagrantes, la edil de la federación de izquierdas ha señalado la negativa del Gobierno de Zoido a elevar al Pleno del Consistorio muchos de los acuerdos adoptados, la ausencia de seguimiento sobre los asuntos que los delegados de distrito derivan a otras áreas municipales, las trabas a la participación de los vecinos, etcétera.

Finalmente, Medrano ha considerado «increíble» que el mismo partido que ha eliminado los presupuestos participativos en Sevilla, que impide la grabación de las juntas municipales y que ahora quiere también cercenar las actas de los plenos del Ayuntamiento, continúe empeñado en alardear de transparencia y de e-democracia sin ningún tipo de pudor. «Este ejercicio de cinismo nos parece bastante obsceno», ha sentenciado.