El portavoz municipal de Izquierda Unida, Daniel González Rojas, ha reclamado este miércoles al Gobierno de Juan Espadas que se implique en la rehabilitación de la Casa-Palacio del Pumarejo y consigne fondos para afrontar esta actuación en el próximo presupuesto del Ayuntamiento de Sevilla.

González Rojas ha hecho pública esta reivindicación después de mantener una reunión con la Asociación Casa Pumarejo para analizar la situación en que se encuentra este histórico edificio, tras cuatro años en los que el PP «se desentendió por completo del mismo y renunció a continuar el trabajo que el Gobierno municipal anterior (PSOE-IU) había emprendido en pro de su recuperación».

Para Izquierda Unida, ha llegado la hora de apostar en serio por este Bien de Interés Cultural (BIC) que sufre un constante deterioro y que precisa, desde hace tiempo, de una intervención integral. Por eso, Rojas, que ha estado acompañado en este encuentro por representantes de la Asamblea de IU en Casco Antiguo, ha solicitado a Espadas que retome el proyecto de rehabilitación aprobado en su día por la Gerencia de Urbanismo, que contemplaba la construcción de 22 pisos sociales dentro de la casa-palacio y que fue, además, «una de las propuestas más votadas en los presupuestos participativos que Zoido derogó más tarde».

«Entendemos que con la salida del PP del Gobierno municipal se han acabado las excusas y las trabas para no actuar en este inmueble», ha señalado el portavoz de IU, quien al hilo de eso recuerda que el alcalde criticó con dureza al PP en el anterior mandato por «despreocuparse» de la reforma de la Casa del Pumarejo y le exigió, en reiteradas ocasiones, que reiniciase las obras, algo que nunca ocurrió.

«Ahora Espadas tiene la oportunidad de concretar en realidades sus compromisos del pasado y de demostrar que su apoyo a las demandas de la Asociación Casa del Pumarejo era real», ha subrayado González Rojas. Por ello, la federación de izquierdas aboga por la constitución de una comisión de seguimiento, formada por el Ayuntamiento y los vecinos, para acordar las actuaciones urgentes que necesita el edificio de cara a su inclusión en el próximo presupuesto municipal.

«En Izquierda Unida seguimos defendiendo el mantenimiento del uso residencial y social de este equipamiento municipal desde el convencimiento de que el urbanismo debe estar al servicio del ser humano y ha de primar el interés general por encima del particular», ha enfatizado Rojas. «Urge, por tanto, recuperar la interlocución del Ayuntamiento con las entidades del barrio y abordar la reforma integral de un monumento que ha sido despreciado por el PP en estos cuatro años», ha concluido.