El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha exigido este domingo al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que lleve a cabo, de una vez, el arreglo integral de la calle Adriano, en el barrio del Arenal, ya que el mandato se está terminando y todavía no ha hecho nada por solventar los numerosos problemas que existen en esta vía tan importante del casco histórico.

García ha visitado la zona, acompañado por vecinos, y ha comprobado en persona el malestar reinante entre muchos residentes, que «aseguran sentirse estafados por el PP». Y es que, cuando estaba en la oposición, Zoido solía criticar bastante el estado de conservación de esta calle, al tiempo que prometía su reforma si alcanzaba la Alcaldía. Sin embargo, «la realidad es que a día de hoy la solería sigue parcheada con hormigón, el acerado se encuentra más deteriorado que nunca y el mantenimiento municipal brilla por su ausencia».

«En la calle Adriano no hay ni rastro de las reparaciones ni del adecentamiento que Zoido garantizó a los vecinos en campaña electoral», ha denunciado el portavoz de IU, quien advierte que, en estos tres años, la situación «ha ido además a peor», ya que la «inacción del PP» se ha traducido en un incremento de los baches y de los desperfectos de esta vía que, cabe recordar, es transitada a diario por miles de sevillanos y turistas.

Según García, el pésimo mantenimiento que padece esta calle se aprecia especialmente en el mal aspecto del monumento levantado recientemente en el espacio denominado Compás del Baratillo en recuerdo a los navegantes del siglo XVI. Un monolito que supuso una inversión pública de 69.000 euros y que, siete meses después de su inauguración, «da pena ver lo sucio y estropeado que está por la dejadez del PP».

Por si fuera poco, la ampliación de la zona azul impuesta por Zoido en la capital hispalense afecta de lleno al bolsillo de los vecinos de la calle Adriano, donde se ha implantado la categoría de muy alta rotación (MAR), es decir la más cara. Además, esta nueva regulación implica una subida del coste diario que ha de abonar el residente por aparcar en dicha calle, que pasa de 33 a 90 céntimos, y la imposibilidad de sacar un ticket semanal, como ocurría hasta ahora.

Para García, esta es una muestra muy evidente del «afán absolutamente recaudatorio» que hay detrás esta medida, rechazada, por cierto, por la mayoría de los sevillanos (72%), como revela la última edición del Barómetro Socioeconómico elaborado por el Centro Andaluz de Prospectiva.

La no reposición de los alcorques vacíos (muchos están rellenos de cemento) y la falta de podas son otras de las quejas más comunes de los residentes de la calle Adriano. Esto último está provocando que las ramas de los árboles oculten en la actualidad las farolas y que, en muchos casos incluso, se cuelen en las ventanas y balcones de las propias viviendas, con las consiguientes molestias.

Por todo ello, el portavoz de IU ha reclamado a Zoido que atienda de una vez las demandas de unos vecinos que, cada día, se muestran más defraudados y descontentos con su gestión debido al incumplimiento de casi todas sus todas sus promesas y al abandono al que durante estos tres años los ha estado sometiendo.