Los trabajos proyectados por la Gerencia de Urbanismo para mejorar la calle José Gestoso, propiciando con ello una modernización de la imagen de esta vía, eminentemente comercial y localizada en la zona de la ciudad considerada de Gran Afluencia Turística, comenzaron ayer.

Durante el mes de agosto, Emasesa renovó las redes de agua y alcantarillado, tras lo cual Urbanismo ha iniciado las obras correspondientes a la repavimentación del tramo comprendido entre las calles Arguijo y Orfila, donde se instalará el mismo pavimento de granito que ya existe en el tramo, anteriormente renovado, de Arguijo a Plaza de la Encarnación (en la imagen).

El proyecto incluye también la eliminación de las barreras arquitectónicas para facilitar el tránsito peatonal y el acceso a los comercios, y la supresión de los distintos niveles existentes entre las calles José Gestoso y Orfila, creando una plataforma única hasta la Plaza Fernando de Herrera. Urbanismo renovará también la instalación de alumbrado público, completamente obsoleta, con la colocación de faroles fernandinos con lámparas led.

La actuación, valorada en su conjunto en 166.000 euros, está financiada en un 80 por ciento por fondos Feder de la Unión Europea, al haber sido seleccionada esta iniciativa en una convocatoria arbitrada por la Cámara de Comercio de Sevilla para subvencionar, con cargo a estos fondos, proyectos orientados a la modernización comercial de Zonas de Gran Afluencia Turística.

A fin de resaltar el valor histórico de la calle, la Gerencia de Urbanismo instalará una placa con el antiguo nombre de esta vía: «calle de la Venera», llamada así hasta 1918, donde se señalizará también que, en el Plano de Olavide, este lugar estaba identificado como el punto kilométrico 0 de Sevilla.

Finalmente, se colocarán dos monolitos cerca de la zona de actuación, dedicando uno de ellos a explicar los usos que ha tenido la Plaza de la Encarnación, y el otro, a resaltar la figura del escritor e historiador del arte sevillano José Gestoso, que le da nombre actual a la calle.

Urbanismo estima que los trabajos de repavimentación durarán cinco semanas.