El Ayuntamiento de Sevilla va a habilitar, por primera vez, un horario especial en la Biblioteca Felipe González como sala de estudio por las tardes y los fines de semana con el objetivo de atender la histórica demanda de la comunidad universitaria y de los estudiantes en general de que la ciudad cuente con el número suficiente de salas de estudios y con horarios más amplios en época de exámenes.

Desde este viernes y hasta el próximo día 20 de septiembre, fecha en que finalizan los exámenes universitarios, esta biblioteca municipal estará también abierta como sala de estudio por las tardes, los sábados durante todo el día y los domingos en horario de mañana.

En concreto, además de su servicio habitual, también abrirá de lunes a sábados por las tardes y los domingos en horario de mañana. Al igual que otras bibliotecas municipales y debido al déficit de personal acumulado durante los últimos años, la Biblioteca Felipe González solo tenía previsto abrir de 9.30 a 14.30 de lunes a viernes desde el 1 de julio hasta el 15 de septiembre, dejando sin servicio en una fecha clave a quienes preparan sus exámenes. Mientras la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura trabaja para resolver el problema de fondo con el que cuentan las bibliotecas públicas de la ciudad, se ha aprobado con carácter urgente esta medida para dar respuesta a la demanda existente.

Se trata de un primer paso al que seguirán nuevas actuaciones para atender la demanda de los ciudadanos no solo en esta biblioteca, sino también en el resto de las existentes en Sevilla. La delegada de Juventud, Igualdad y Relaciones con la Comunidad Universitaria, Myriam Díaz, ha agradecido el esfuerzo de los trabajadores municipales, ya que esta medida se ha puesto en marcha en un tiempo récord.

La delegada ha recordado que esta medida se suma a otras decisiones que se han tomado en menos de tres meses de mandato para atender a los estudiantes universitarios como son el fraccionamiento del pago del bonobús universitario anual, la puesta en marcha de un nuevo título de Tussam para este colectivo con carácter trimestral o la supresión de 545 plazas de zona azul en Pirotecnia. «Todas estas medidas responden al compromiso claro del alcalde, Juan Espadas, con la comunidad universitaria y a su apuesta firme y clara por la juventud sevillana», ha afirmado Díaz.