El Ayuntamiento de Sevilla ha realizado una reparación en la plaza de San Leandro, en pleno centro histórico de la ciudad. En concreto, se han repuesto varias partes de la solería que se encontraba en mal estado y se han reparado algunos alcorques que se hallaban levantados.

Este enclave del barrio de San Bartolomé es conocido como la Plaza de Pato, por la fuente de mármol del siglo XIX que hay en el centro de la misma, conocida desde antiguo como la «Pila del Pato».

La delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, se ha congratulado por la finalización de las obras y puesta en servicio para los vecinos de la zona. «Es un placer tener rincones en el centro como este en el que poder sentarse tranquilamente a la sombra de un soberbio laurel de indias escuchando el agua caer desde lo alto de la fuente», ha afirmado Navarro.

La plaza de San Leandro se encuentra ubicada en el distrito Casco Antiguo de Sevilla, en el límite norte del barrio de San Bartolomé. Es una plaza de forma triangular a la que llegan las calles Alhóndiga, Zamudio e Imperial, y se extiende hasta la esquina entre Francisco Carrión Mejías y Cardenal Cervantes. En el lado oriental está la iglesia del Convento de San Leandro, que da nombre a la plaza.

La fuente que otorga el nombre popular de esta plaza estuvo originalmente en la Plaza de San Francisco, primero en el lado sur y luego en el centro. En 1870 fue trasladada a la Alameda de Hércules. La primera mitad del siglo XX estuvo en la Plaza de San Sebastián, hasta que en 1966 se estableció definitivamente en este lugar.

El pavimento de la Plaza de San Leandro, objeto de la intervención, consta de una solería compuesta por adoquines de piedra y losas cuadrado de conglomerado de cantos rodados. La plaza está custodiada por naranjos en su perímetro.