El barrio del Arenal cuenta desde este martes con un nuevo monumento que se enmarca dentro del Plan Turístico de Sevilla, promovido por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES). Se trata de la réplica de la Cruz que remata la capilla del Baratillo y que rememora a los navegantes del siglo XVI y a los enterramientos en este lugar como consecuencia de la peste bubónica que sacudió Sevilla en 1649.

Este monumento ha supuesto la remodelación del espacio, para lo que el arquitecto Francisco Granero, autor del proyecto, ha utilizado dos materiales: granito y mármol. El primero de ellos en el suelo y las escaleras, así como en la parte baja del basamento, y el segundo en el propio basamento y la columna que está rematada con la cruz.

Igualmente, el monumento contempla una serie de letras que simbolizan los casi 60.000 muertos por aquella peste, muchos de los cuales fueron enterrados en este lugar, mientras que la columna contiene una leyenda en la que se relatan los acontecimientos navales y los sucedidos por la epidemia que mermó la ciudad en un 60% de su población.

Al acto han asistido la delegada provincial de Turismo, Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Granada Santos; el delegado de Economía, Empleo, Turismo y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Gregorio Serrano, y el presidente de la Comisión de Turismo de la CES, Pedro Sánchez Cuerda, además del arquitecto Francisco Granero.

Para Granada Santos, este monumento es “un producto más del Plan Turístico de Sevilla y con el mismo se trata de poner en valor a la ciudad dentro de un marco competitivo, uniendo el río con este barrio del Arenal que, no olvidemos, era marinero”.

Asimismo, la delegada provincial de Turismo ha señalado que con este monumento “se recupera un espacio para la ciudad donde se le da prioridad al peatón”, siendo de la opinión, al ser preguntada por si pudiese ser factible la inclusión de las Atarazanas en este Plan Turístico, que el mismo “ya está cerrado. Pero evidentemente estamos dispuestos a sentarnos a hablarlo“.

Por su parte Gregorio Serrano ha destacado la actuación global en todo el entorno donde se sitúa el monumento, anunciando que en breve se presentará el producto turístico Sevilla vuelta al mundo ”para poder realizar recorridos como los de Sevilla de Ópera”.

Para el delegado, el Plan Turístico de Sevilla “marcha a buen ritmo y nos queda la actuación en los bajos del Paso Marqués del Contadero en lo referente al Centro de Recepción de Turistas, que dará comienzo el próximo mes de abril“.

Por lo que respecta al monumento inaugurado este martes, cuenta con un presupuesto de algo más de 69.000 euros, de los que el 60% lo sufraga la Junta de Andalucía y el 40% el Ayuntamiento hispalense.