La delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, se ha reunido recientemente con técnicos de Emasesa y de la Gerencia de Urbanismo, así como con el hermano Mayor de la Hermandad de la Resurrección y una representante de los vecinos de la zona de Santa Marina, para tratar el tema de la próxima reurbanización del entorno de la citada iglesia.

Además de explicarles el proyecto, se ha consensuado con los vecinos el tipo de obras que se van a realizar y su plazo de ejecución.

En palabras de la delegada, «la reurbanización del entorno de Santa Marina es una reivindicación vecinal histórica que se remonta al año 1998, año en el que se plantea la primera demanda vecinal al respecto. La red de saneamiento y el empedrado de las calles que rodean la iglesia están en muy mal estado y es evidente la necesidad de proceder a su arreglo, tanto por el bien de los vecinos como de los numerosos turistas que visitan uno de los templos más relevantes del gótico-mudéjar de nuestra ciudad».