La última Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo celebrada en la tarde del pasado martes 5 de febrero se ha saldado sin ninguna propuesta aprobada. Ni las asociaciones con representación ni los partidos políticos llevaron ninguna moción a este órgano de gobierno.

En apenas una hora se ha dado curso a la última Junta del distrito Casco Antiguo. Sin mociones que aprobar pero no exento de un intenso debate debido a los grupos de trabajo. Uno de los puntos tratados que ocasionó fricciones entre los representantes de partidos políticos y miembros de las asociaciones de vecinos y, sobre todo, comerciantes.

De una parte, la escasa implicación de algunos partidos políticos en los cuatro grupos de trabajo que existen en la actualidad en el Distrito Casco Antiguo; de otra, la duda sobre la utilidad de estos en el devenir de las actuaciones de la Junta.

La delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, instaba a los responsables de Izquierda Unida y del Partido Socialista Obrero Español a involucrarse en este tipo de comisiones de trabajo. «Tengo pesar porque el PSOE no participe en ningún grupo de trabajo, porque ahí es donde se tratan los problemas», ha afirmado la presidenta de la Junta Municipal del Distrito.

Por su parte, el portavoz del PSOE en dicha Junta ha criticado que determinados temas tratados en las comisiones de trabajo se eleven a la Junta de Distrito para ser debatidas. En este punto ha puesto como ejemplo los aparcamientos de la Alameda de Hércules. «Un tema ya tratado y aprobado en anteriores Juntas del Distrito», ha aclarado Navarro.

La delegada ha lamentado la escasa participación de los partidos en la oposición en estas comisiones al tiempo que ha advertido que si estos grupos de trabajo no tienen respaldo por los miembros de la Junta Municipal del Distrito habría que replantear su utilidad. «Si no funcionan los tendremos que quitar. Es penoso», ha asegurado Navarro.

Ruegos y preguntas

En el apartado de ruegos y preguntas, las asociaciones llamaron la atención de la Junta sobre problemas que afectan al transcurrir diario del distrito. Por asociaciones, la de vecinos del Centro Histórico insistió en el pavimento de las calles Padre Manjón y San Luis; la de Estación de Córdoba, ha solicitado la instalación de bolardos en determinadas zonas de este barrio; un punto en el que también coinciden la asociación de vecinos del Casco Histórico San Lorenzo.

Los vecinos del distrito han informado a la Junta de una nueva modalidad de robos: los bolardos y las tapas de las alcantarillas. En este sentido, la delegada, tras consultar a la Empresa Municipal de Aguas de Sevilla (EMASESA), ha explicado que «se trata de un robo habitual que se produce en muchas calles de Sevilla». Navarro ha asegurado que las rejillas se restituirán a la mayor brevedad posible siempre que sean tapas normalizadas.

Los vecinos de San Lorenzo también llamaron la atención de la Junta con respecto a una palmera de la plaza de la Gavidia, que tiene una curvatura excesiva, poniendo el riesgo a los vecinos dado el riesgo de desplome. Esta preocupación llega tras el último temporal vivido en Sevilla y que se saldó, entre otras, con la caída de otra de las palmeras. La delegada ha asegurado que este tema ya ha sido elevado a la delegación de Medio Ambiente y que se trabaja para evitar estas situaciones de riesgo.