La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) comenzará el próximo lunes, 5 de mayo, el proyecto para la sustitución de redes de saneamiento, abastecimiento e instalación de la red de riego y baldeo, así como la renovación completa de la pavimentación en la calle San Luis, cuyo presupuesto será de 1.254.465,19 euros.

El ámbito de actuación será la calle San Luis desde la calle Relator hasta Plaza de San Marcos y calles perpendiculares, Duque de Montemar (hasta el número 7), tramo inicial del Pasaje Valvanera, Ruiz Gijón (hasta el nº 7), Padre Manjón (hasta el nº 23), Santa Marina (hasta el nº 22) y Duque Cornejo (hasta el nº 25). El plazo de ejecución de las obras previsto es de 12 meses, estableciendo varias fases de ejecución, para facilitar los itinerarios alternativos de accesos, aunque la previsión es que esté terminada antes de Semana Santa.

Esta actuación se estructurará por tramos y se hará de la siguiente forma: Tramo 1: comprendido entre la Pza. del Pumarejo y el Nº35, es decir, el Colegio de la Salle, con una duración aproximada de 6 meses, es decir, desde mayo hasta noviembre. Para ello,  se señalizará el corte de tráfico en la equina de Calle Pozo para quien se dirija hacia San Marcos o hacia Fray Diego de Cádiz.  Realizándose desvíos por San Basilio, Virgen del Carmen Doloroso, Herman Secundino y de nuevo san Luis y modificando el sentido de circulación en la Pza. Del Pumarejo para quien circule hacia Fray Diego de Cádiz.

Tramo 2: en el entorno de San Marcos, se solapa en el tiempo con el tramo anterior en los meses de Junio a Septiembre con la intención de tener despejado este nudo estratégico para el tráfico escolar antes de que empiece el curso académico.

Tramo 3: este es el último tramo desde el colegio La Salle hasta calle Castellar.

El tráfico rodado alternativo irá por las calles: Fray Diego de Cádiz, Madre Dolores Márquez, San Julián, Mallol y Siete Dolores de Nuestra Señora.

En cuanto a la reurbanización de la calle se ha diseñado según los criterios marcados por la Gerencia de Urbanismo, con los que y junto con el distrito se ha estado trabajando de manera coordinada, y que básicamente consisten en unificar en cota la banda de acerado y de calzada, utilizando pavimento de adoquín en ambas, colocando un bordillo de granito para separar ambos espacios. En cuanto al carril de circulación, este tendrá un ancho variable de 2,5 a 3,5 m, en función del tramo de calle. La banda de acerado, estará formada por adoquín de granito gris quintana de 10x10x10 cm, con cara superior aserrada y abujardada y el resto corte rústico.

Estas actuaciones de renovación de la red de abastecimiento corresponde al Plan de Mejora de la Eficiencia de la Red de Abastecimiento del Casco Histórico de Sevilla, en el que Emasesa está realizando un importante esfuerzo inversor para limitar las fugas de la red en esta zona histórica a los estándares del resto del sistema, en cumplimiento del compromiso adquirido por el Ayuntamiento con la Unión Europea para la ejecución de la presa de Melonares.