La Comisión Ejecutiva de la Empresa Pública de Limpieza del Ayuntamiento de Sevilla (Lipasam) ha aprobado los pliegos de condiciones para adjudicar la obra civil del proyecto de soterramiento de contenedores en el centro de la capital.

Según ha informado el Consistorio hispalense en un comunicado, el concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, ha explicado que las obras se realizarán para la posterior instalación de 68 contenedores repartidos en la Plaza de la Contratación, Santo Tomás, Plaza San Francisco, Jesús de las Tres Caídas, San José, Plaza de Pilatos, Martín Villa, Laraña, Imagen, Plaza de San Pedro, Almirante Apodaca, Ponce de León, Jerónimo de Córdoba, Puerta del Osario.

Además, Vílchez ha indicado que, del total de los contenedores, 38 estarán destinados para recogida de residuos urbanos y el resto para recogida selectiva -papel, envases, vidrio-. Igualmente, ha destacado que el presupuesto de las obras asciende a 543.326,94 euros, sin contar el suministro de los contenedores que se realizará por una empresa especializada, mediante otra licitación.

«Con esta operación pretendemos mejorar el servicio que actualmente Lipasam da en el centro de la ciudad, ya que la capacidad de un contenedor soterrado -3.000 litros- cuadruplica la capacidad de los contenedores normales -660 litros-», señala el concejal. De esta manera, ha indicado que se eliminarán 50 contenedores de residuos urbanos, 15 de envases, 14 de vidrio, y 15 de papel que se encuentran en la vía pública.

Asimismo, ha apuntado que la alta capacidad de la nueva instalación permite reducir la frecuencia de recogida y eliminar el desbordamiento de basura en determinadas horas del día. «Con dicha actuación se consigue eliminar el impacto visual que afecta negativamente a la zona más turística de la ciudad, paliando olores y ganando espacios que actualmente están ocupados por los actuales contenedores», señala el edil.

El titular de Urbanismo y Medio Ambiente ha afirmado que la ejecución de las obras «está prevista para este verano, época que causa menos molestias en el tráfico de la ciudad», y ha añadido que tendrá una duración de «unos cuatro meses, motivado por la cautela arqueológica que obliga a realizar las excavaciones a mano».

Sistema de recogida de ropa usada

Igualmente, se ha aprobado el pliego de condiciones para la implantación de contenedores y puesta en funcionamiento de un sistema de recogida selectiva de ropa usada en la ciudad de Sevilla y su posterior gestión.

La empresa adjudicataria deberá instalar 400 contenedores en la vía pública, así como el suministro e instalación de otros 55 contenedores a instalar en distintas dependencias municipales -instalaciones deportivas, distritos, centros cívico–. Además, se ocupará del mantenimiento de todos ellos y de la recogida selectiva de la ropa para su posterior reutilización, reciclado o valoración.

Los contenedores deberán estar fabricados en chapa de acero galvanizado o inoxidable, con acabado en pintura ignífuga y acabados que proporcionen una elevada resistencia e inalterabilidad frente a impactos, vandalismo, fuego y corrosión. Asimismo, la empresa gestora deberá proponer el pago a Lipasam de una retribución económica que se revertirá en campañas de mentalización, fines sociales y acciones benéficas que se valorarán y estudiarán con posterioridad.

Del mismo modo, en la Comisión Ejecutiva se han aprobado los pliegos de condiciones para la adquisición de nueva maquinaria. En este sentido, Vílchez ha apuntado que Lipasam «continúa en su empeño por una mayor mecanización de los servicios con el objetivo de mejorar la limpieza viaria de la ciudad».