El Ayuntamiento de Sevilla ha iniciado este lunes los trabajos de limpieza de la cera del pavimento tras el recorrido de las cofradías en la Semana Santa. Este año, la Empresa de Limpieza Pública del Ayuntamiento de Sevilla (Lipasam) sumará un equipo «quitacera» más a dichos trabajos, lo que permitirá finalizar estas tareas una semana antes que el año pasado.

Esta actuación se enmarca dentro del Plan Especial de Limpieza y Recogida de Residuos diseñado con motivo de la Semana Santa 2013. Los trabajos se realizarán desde este lunes, 1 de abril, hasta el próximo día 14 del mismo mes. Tres equipos con tres operarios, una máquina desincrustadora y un camión lavadora llevarán a cabo esta limpieza que «precisa de medios mecánicos para poder desprender la cera del pavimento», ha explicado el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez.

El delegado también ha detallado que desde la noche del Domingo de Ramos y hasta la noche del Domingo Resurrección se han adelantado mucho los trabajos, limpiando zonas con riesgo de accidentes como la Plaza del Altozano, Puente de San Bernardo, Cruce de Menéndez y Pelayo con Eduardo Dato, Puente de Isabel II, Cruce Reyes Católicos con Paseo de Colón, Cuesta del Rosario, Tetuán, María Auxiliadora, Avenida de la Constitución, Argote de Molina, Alemanes, Arfe, Almirantazgo, Adriano y Pastor y Landero entre otras. Muchas de ellas se han limpiado a diario y se volverán a limpiar la semana posterior a la Semana Santa.

En cuanto al tratamiento consiste en la aplicación de agua fría a alta presión, superior a los 400 kilos por centímetro cuadrado, prestado por dos equipos compuestos cada uno por un camión impulsor con bomba y depósito incorporado, el cuál va conectado a un carro con toberas giratorias que proyectan el agua a presión sobre el pavimento, logrando el desincrustado de la cera.

«Durante la Semana Santa han trabajado dos equipos de retirada de cera en turno de noche, entre las 23.00 y las 06.00 horas, y además se han probado dos nuevos equipos de los que se están valorando los resultados», ha detallado Vílchez, quien ha añadido que «para los trabajos que comienzan hoy actuarán otros tres equipos en turno de noche, uno más que el pasado año, y uno en turno de mañana». «Cada uno de los equipos está formado por un total de tres operarios, un camión lavadora y una máquina desincrustadora. Una vez retirada la cera pasa un equipo de baldeo con un camión baldeadora y tres operarios para dejar la zona limpia», ha explicado.