El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Casco Antiguo, ha concluido la primera fase de las obras en las calles del Centro con más de una veintena de vías reurbanizadas, por un importe de 2.172.279 euros. Abril fue el mes elegido por el distrito y Emasesa, para acometer obras en las calles Goles, Galera, Viriato, Amparo y Viejos. Estos trabajos, que han ido finalizando escalonadamente desde el pasado 15 de agosto hasta terminar este pasado viernes, han consistido en la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento y la instalación de una nueva canalización para la expansión de la red de riego con agua no potable en el centro de Sevilla.

«Son pequeñas grandes obras que dan solución a los problemas de los vecinos», explica la delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro. «Se trata, en muchos casos, de actuaciones muy demandadas en el tiempo y que afectan a la presión con la que el agua llega a los hogares», detalla. Además, estos trabajos se completan con la reurbanización de la calzada y las aceras, ensanchando estas últimas para hacer «más cómodo el tránsito a los peatones».

En algunos casos, las peticiones vecinales han llegado hasta la oficina del Defensor del Ciudadano. Es el caso de la calle Arrayán, a la que el Distrito y Emsasea han destinado 40.579 euros para renovar la red de alcantarillado y suministro además de dejar la calle a cota cero para evitar las barreras arquitectónicas.

«Parecía que nunca se iba a hacer esta obra», confiesa Navarro. «Pero los vecinos ya disfrutan de su nueva calle», añade la delegada. La calle Arrayán se suma a Eduardo Cano, Imagen y al paseo Juan Carlos I, en donde se ha actuado con presupuesto propio del Distrito, sumando el montante la cifra de 73.204 euros.

En otros casos, para «optimizar los recursos», la Gerencia de Urbanismo ha asumido la encomienda del reasfaltado de otras calles de la zona centro, al igual que se ha hecho en los diez restantes distritos de la ciudad. Con este modelo de gestión se ha actuado en Muñoz y Pavón, Candilejos, Escuelas Pías, Feria y Campana. Estos trabajos ha supuesto al Distrito un gasto de 159.324 euros, «menos de lo que hubiese supuesto acometer estas obras en solitario», detalla Navarro.

«No solo ha supuesto un coste menor, también se ha conseguido finalizar los trabajos según los plazos previstos e, incluso, se han terminado antes de la fecha programada, minimizándose el impacto en el día a día de los vecinos y mitigando los problemas que generan las obras en la movilidad de la ciudad», confirma Navarro. Es el caso de Escuelas Pías y la Campana, que se reabrieron al tránsito de vehículos con una semana de antelación.

Más actuaciones
Ya sin la crítica presencia de las altas temperaturas, el Distrito Casco Antiguo abre una nueva fase de obras en la zona histórica de la ciudad. En esta ocasión, Jesús del Gran Poder, Placentines, Santa Clara y Guadalquivir son las calles elegidas para un nuevo zafarrancho de obras que tienen por objeto la renovación de las redes de aguas así como la reurbanización de las vías. Trabajos que finalizarán en un plazo de cinco a nueve meses, en función de la travesía, y que ascienden a un total de 1.108.403,75 euros.

En los próximos meses, y también con el modelo de encomienda de gestión a Urbanismo, se llevará a cabo el reasfaltado de la calle Europa esquina con Amor de DiosQuevedo, la plaza San Antonio de Padua esquina con San Vicente y la trasera de la Iglesia de San Gil. Actuaciones que «responden a la pauta marcada por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, de estar pendientes del bienestar de los vecinos», concluye la concejal Navarro.