La delegada de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, María del Mar Sánchez Estrella, ha indicado que «los más de 300 nuevos usuarios con los que cuenta el centro deportivo Fundición en tan sólo tres meses demuestra que los ciudadanos están avalando mayoritariamente el cambio de modelo. Existe una importante demanda del abono familiar que ofrece el centro, de sólo 49 euros para toda la familia completa con hijos menores de 18 años, y ahora se oferta el triple de horas de actividades en sala».

Sánchez Estrella ha comentado que «Espadas se ha dedicado a alarmar asegurando que el futuro de los trabajadores del centro Fundición corría peligro y como ahora sabe que todos ellos han mejorado sus condiciones laborales, algo que incluso le han confirmado algunos de ellos durante su visita de hoy, pues se dedica a hablar de subida de precios, pero ya no engaña a nadie. Ahora todos los monitores tienen contratos indefinidos y con mejores condiciones laborales, por lo que sus falsos argumentos se van desmontando por sí solos uno a uno».

Para la delegada de Deportes, «el PSOE nunca ha pensado en los usuarios de los centros deportivos cuando gobernaba, jamás han existido los abonos, que aseguran un precio más económico, hasta la llegada de este Gobierno. Antes, el usuario que quería realizar piscina, musculación y mantenimiento tenía que pagar tres tarifas diferentes, y ahora el abono le ofrece todo ello. Por ejemplo, hay abonos de 14 euros en horario de mañana para baño libre y todas las actividades en sala para mayores de 65 años y discapacitados».

Por último, Sánchez Estrella ha señalado que «Espadas no para de decir que éste no es su modelo del deporte, algo que en primer lugar es falso porque fue el PSOE quien inició las concesiones administrativas en los centros deportivos. Pero además, su modelo era el del despilfarro del dinero de todos los sevillanos, porque el centro Fundición costó 4,5 millones de euros, con un sobrecoste de 1,4 millones, y además sólo fue capaz de ejecutarlo al 60%, dejando las obras sin finalizar».