Corría el año 1977, el Real Betis superaba eliminatorias hasta alzarse con su primera Copa del Rey, los andaluces se echaban a las calles reclamando su autonomía y en las carreteras se veían los primeros Citroën CX, el coche del año según ABC. Nadie hablaba del euro y un cupón de la Once costaba diez pesetas. En Sevilla, la dársena del río Guadalquivir estaba en obras para convertir la orilla izquierda en el paseo Marqués de Contadero. 38 años después, los trabajos vuelven al mismo punto de la ciudad. Con alguna diferencia.

El Ayuntamiento de Sevilla ha sacado a licitación este domingo la mejora del paseo Marqués de Contadero. La reforma de los locales municipales sitos en bajos esta travesía tendrán un importe superior a los 5,5 millones de euros. Lejos, muy lejos de los 190 millones de pesetas que costó dicha infraestructura en el año 1977.

Los trabajos entonces se dilataron por más de dos años ante los interrogantes de los sevillanos. «No se sabe aun qué tipo de intsalaciones irán en las naves y locales allí edificados, cuestión que tiene su importancia si se intenta hacer bella y grata la orilla del río», publicaba ABC de Sevilla el 5 de febrero de 1977 y que recuerda François Guitard en su Colección gráfica.

El paseo se inauguró, según narra Guitard, sin que estuviera claro el uso al que se iban a destinar los 8.000 metros cuadrados bajo rasante construidos. El destino de esas instalaciones oscilaba entre un vulgar aparcamiento subterráneo y un concurso de explotación para que uno o dos concesionarios le sacaran la rentabilidad que el Ayuntamiento se veía incapaz de obtener.

La dinámica ha seguido así hasta la actualidad y es justo lo que el Ayuntamiento quiere cambiar adaptando con estas obras el espacio a un Centro de Atención Integral al Visitante de Sevilla, según la ficha de licitación que publica la Gerencia de Urbanismo en su web. Esta mejora se enmarca en un Plan de Desarrollo Turístico de Sevilla, para mejorar la oferta turística de la ciudad mediante la puesta en valor de nuevos recursos patrimoniales y culturales.

Así, el 4 de abril del 2007, la Junta de Gobierno Local adoptó un acuerdo para encomendar al Consorcio de Turismo de Sevilla la puesta en marcha del citado Plan, dado que la especialización técnica aconsejaba que fuera el Consorcio el ejecutor material de cuantas actuaciones contuviera.

La Gerencia de Urbanismo, dirigido por Maximiliano Vílchez, ha sacado a licitación este contrato por un importe total de 5.526.216,01 euros más el IVA. El plazo para presentar las ofertas permanece abierto hasta el próximo 17 de noviembre; mientras que el plazo previsto para la ejecución de las obras proyectadas es de 12 meses.

Algo más de tres años después, el 30 de marzo de 1979 se inauguraba el paseo con un sencillo paseo del alcalde José Ramón Pérez de Lama; el gobernador civil, Luis Fernández Madrid; y el arquitecto director de las obras,Amalio Saldaña, entre otros. La rotulación en honor del marqués del Contadero se decidió el 11 de marzo de 1977 en la permanente municipal presidida por el entonces alcalde, Fernando de Parias Merry, haciéndose eco de una campaña promovida por ABC de Sevilla para honrar la figura de Jerónimo Domínguez y Pérez de Vargas.